El blanqueo atraería capitales

Los especialistas impositivos coinciden en que en que es una oportunidad para atraer inversiones.

El blanqueo de capitales que anunció el ministro Cavallo cayó bien entre los contadores y especialistas en impuestos aunque advierten que para saber cuánto de ese dinero negro regresará al país (Cavallo dijo $ 8.000 millones) debe haber un alto grado de confianza y también una reactivación.

Rubén Asorey, asesor tributario de la Cámara Argentina de Comercio, nota un clima “pronegocios, una nueva expectativa”, aún antes de que ya se advierta la reactivación.

Según Asorey, “cualquier plan que venga a sincerar la situación de los morosos, que hoy tienen que pagar 3% mensual por incorporarse al sistema” será bienvenido.

El experto insiste en que lo esencial para que se abra paso esta mayor confianza es que “se instrumente cuanto antes el pago a cuenta del nuevo impuesto a los débitos y créditos bancarios en el IVA y Ganancias”, porque de esa manera el empresariado tendrá una sensación de que se avanza hacia soluciones y no se trata meramente de un nuevo impuestazo.

Edgardo Phielipp, presidente de la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas, afirmó que “como tributarista no me gustan moratorias ni blanqueos, porque benefician a quien no cumplió, pero hay que ser pragmático y pensar que es útil si dirige el dinero a la inversión genuina”.

El tratadista José María Caruso opina que el aspecto más importante es que “se abre la posibilidad de saldar una deuda muy importante, de $ 8.000 millones según Cavallo, aunque yo no estoy en condiciones de precisar si esa es la cifra exacta”.

Es la deuda por créditos fiscales del IVA y reintegros a las exportaciones, que tienen un atraso de hasta un año y muchos trámites burocráticos para cobrarla. “Eso sí que mejoraría las perspectivas de las empresas y contribuyentes”, comentó.

El blanqueo de capitales que anunció el ministro Cavallo cayó bien entre los contadores y especialistas en impuestos aunque advierten que para saber cuánto de ese dinero negro regresará al país (Cavallo dijo $ 8.000 millones) debe haber un alto grado de confianza y también una reactivación.

Rubén Asorey, asesor tributario de la Cámara Argentina de Comercio, nota un clima “pronegocios, una nueva expectativa”, aún antes de que ya se advierta la reactivación.

Según Asorey, “cualquier plan que venga a sincerar la situación de los morosos, que hoy tienen que pagar 3% mensual por incorporarse al sistema” será bienvenido.

El experto insiste en que lo esencial para que se abra paso esta mayor confianza es que “se instrumente cuanto antes el pago a cuenta del nuevo impuesto a los débitos y créditos bancarios en el IVA y Ganancias”, porque de esa manera el empresariado tendrá una sensación de que se avanza hacia soluciones y no se trata meramente de un nuevo impuestazo.

Edgardo Phielipp, presidente de la Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas, afirmó que “como tributarista no me gustan moratorias ni blanqueos, porque benefician a quien no cumplió, pero hay que ser pragmático y pensar que es útil si dirige el dinero a la inversión genuina”.

El tratadista José María Caruso opina que el aspecto más importante es que “se abre la posibilidad de saldar una deuda muy importante, de $ 8.000 millones según Cavallo, aunque yo no estoy en condiciones de precisar si esa es la cifra exacta”.

Es la deuda por créditos fiscales del IVA y reintegros a las exportaciones, que tienen un atraso de hasta un año y muchos trámites burocráticos para cobrarla. “Eso sí que mejoraría las perspectivas de las empresas y contribuyentes”, comentó.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades