Alerta sobre la grave crisis China

Stephen Roach, ex presidente de Morgan Stanley en Asia, sostiene que los problemas podrían superar a las virtudes y generar una gran crisis en la segunda economía mundial.

En un artículo para Project Syndicate publicado hoy, el reconocido economista recuerda una advertencia del primer ministro Wen Jiabao, quien seis años atrás alertó sobre el carácter “inestable, desbalanceado, descoordinado e insostenible†del crecimiento de la economía china. Y aunque Roach dice que sigue siendo optimista, cree que están dadas todas las condiciones para que el gigante asiático caiga por su propio peso.

China sigue dependiendo de su demanda externa, a pesar de los intentos del gobierno por modificar la situación, es por eso que ha sido fuertemente golpeada en las dos últimas crisis de EEUU y Europa. Roach resalta las fortalezas del país: su gran capacidad de ahorro y las mayores reservas internacionales del planeta, además del impresionante nivel de urbanización que conlleva a un gran nivel de inversión. 

Sin embargo, sostiene Roach, esta puede ser la última vez que China sale ilesa de un shock externo. Desde que en 2007 Wen lanzara su frase de alarma, muchas de las virtudes de la economía china han perdido fuerza. El sector bancario aún está tratando de salir de la gran cartera de créditos incobrables que produjo el paquete de estímulos posterior a la crisis del 2008. El acceso a la vivienda es un problema que se torna cada vez más serio. Los escándalos de corrupción y el riesgo de conflictos sociales fueron inquietantes en los meses previos a la reciente transición que colocó a Xi Jinping  como secretario general del Partido Comunista.

El desequilibrio de la economía ha empeorado, con la inversión llegando a 50% del PBI y el consumo privado por abajo de 35%. La inequidad en el ingreso ha continuado creciendo y la degradación medioambiental representa un grave riesgo para el suministro de agua y el aire que se respira en las ciudades.

El mensaje para los nuevos líderes chinos es inequívoco, sostiene Roach. Nunca ha habido un momento más urgente que ahora para tomar serias medidas que lleven a la reforma y el equilibrio. Estas medidas incluyen: desarrollar el sector servicios, desarrollar la seguridad social, liberalizar el sistema de residencia (hukou), reformar los grandes monopolios estatales y terminar con la represión financiera hogareña mediante el sostenimiento artificial de las extremadamente bajas tasas de interés.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades