Activista de derecha en posición clave

Continuaban el lunes las protestas, demandas legales y oposición de las empresas como respuesta a la prohibición de Trump a la entrada de refugiados e inmigrantes musulmanes. Mientras tanto, otras cosas van pasando.

Los CEO de Goldman Sach y Ford se pronunciaron en contra de la orden ejecutiva. Los líderes de muchas tecnológicas condenaron la decisión y otros fueron atacados por no pronunciarse con suficientemente fuera en contra de la orden.

Por su parte, muchos funcionarios de gobierno advierten que la orden va a debilitar las políticas antiterroristas alejando aliados como Irak y aumentando la propaganda de los grupos terroristas.

En medio de este desbarajuste, Trump intentó depositar la culpa en las aerolíneas, en los medios de comunicación y en los demócratas. Ante semejante reacción, decidió autorizar a los musulmanes que poseen tarjeta verde, entrar al país.

El problema de los aeropuertos sirvió para hacer sombra sobre otro cambio importante en el estatus quo: el ascenso de Steve Bannon a al estratega número uno del Consejo de Seguridad Nacional, el cuerpo más poderoso que sirve como sistema nervioso central de la política exterior de Estados Unidos y de la Seguridad Nacional (NSC según siglas inglesas). La inclusión de Bannon, quien antes encabezaba el portal de ultra derecha Breitbart News, se produce a expensas del principal asesor militar de Trump y jefe de la comunidad de inteligencia, quienes ya no son más miembros del Comité de Directores del NSC.

Es la primera vez en la historia que el principal estratega político de un presidente tendrá esas atribuciones. Esto convierte a Bannon en el centro del poder de la administración Trump.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades