64% de los productores postergó sus inversiones

Según el índice Ag Barometer de la Universidad Austral el ánimo del campo sigue en baja

Si bien la pandemia no afectó sustancialmente la trilla y logística de granos, los problemas de transporte al inicio de la cuarentena fueron resueltos e incluso los rendimientos esperados son similares a los de la campaña anterior: 3 de cada 4 productores esperan tener resultados económicos peores debido a la baja en los precios internacionales y los derechos de exportación incrementados en la Argentina.

La nueva edición del índice Ag Barometer Austral”, elaborado por el Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral, confirma el marcado pesimismo de los productores agropecuarios que, en su mayoría, ha decidido postergar inversiones y restringir algunos gastos.

Por su parte, el Índice de Condiciones presentes (que incluye la situación financiera actual comparada con la de un año atrás, y la oportunidad para realizar inversiones en activos fijos) se recupera levemente respecto al mínimo histórico de enero 2020, aunque sigue muy negativo con un valor de 50: El 58 % de los productores piensa que están peor financieramente, y sólo 27% de los productores considera que es un buen momento para realizar inversiones.

El Índice de Expectativas Futuras es el que más dramáticamente ha caído desde su máximo en julio 2019, y es altamente preocupante, ya que desde los comienzos de la medición siempre había sido positivo (mayor a 100), aun cuando el Índice Presente fuera negativo. Esto no se ha logrado recuperar en esta edición: alcanza los valores mínimos de la serie con un valor de 54 (notoriamente por debajo de 100, que representa el nivel de neutralidad).

Por su parte, el 82% de los productores indica que el funcionamiento habitual de trilla y logística en sus zonas no ha cambiado sustancialmente y se ha movido con normalidad. Y con respecto al 18% que ha indicado que la actividad sí se ha visto afectada, 42% indica que esto obedeció a restricciones menores en el transporte al inicio de la cuarentena, que ya fueron resueltas y, al momento, operan con normalidad. El 22% tuvo que ver con dificultades para conseguir maquinaria y contratistas y un 15% indicó que no dejaron enviar carga a puerto desde su zona.

Respecto a rindes, los productores no han visto grandes variaciones: 47% indica que los rindes serán los de un año promedio, 25% indica que tendrá rindes algo o considerablemente mejores y 28% algo o considerablemente peores.

En términos de resultados, la visión es mucho más negativa. El 70% de los productores señala un resultado peor o mucho peor en relación a la campaña pasada. Sólo 8% de los productores indica que el resultado será mejor que el del año previo.

El 28% de los productores indica que deberán vender más del 80% de su producción de granos antes de julio, a fin de cubrir sus compromisos de cosecha. Un 32% de los productores plantea que necesitará vender menos de la mitad, en tanto 40% venderá entre 50% y 80% de lo producido.
El 56% de los productores planea usar el excedente de producción para comprar insumos, en tanto que un 30% manifiesta que lo almacenará sin precio fijo. Sólo un 12% plantea hacer inversiones en capital físico, mientras que es marginal el porcentaje de productores que pretende fijar precio con futuro o hacer compraventa de dólares.
Finalmente, el 93% de los productores prevé que los alquileres estarán en niveles similares o algo inferiores en la próxima campaña.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades