LOX-1: el gen que podría ser el causante del infarto

Es otro de los resultados del avance de la genética. Un equipo internacional de científicos descubrió que las personas con un mal funcionamiento del gen LOX-1 parecen ser tres veces más propensas a sufrir infarto cardíaco.

El descubrimiento, presentado en una reunión en Roma, a la que asistieron investigadores estadounidenses, italianos y japoneses, ha brindado la posibilidad de identificar portadores del gen LOX-1 en mal funcionamiento.

Esto permitiría que estas personas tomen precauciones con dietas y un cambio en su estilo de vida que podría ayudar combatir los riesgos de sufrir un ataque al corazón.

“A la larga, con el avance de la genética y el uso de células madres, será posible eliminar de arranque estos genes”, explicó el profesor Mehta, que trabaja como científico desde hace 25 años en Estados Unidos.

Por su parte, el genetista Guiseppe Novelli, líder de la investigación en la Universidad de Tor Vergata en las afueras de Roma y además colaborador del profesor Mehta, explicó que el gen LOX-1 fue descubierto por primera vez en 1997.

De todas maneras, señaló Novelli, no sería serio decir que este gen es el único causante del infarto. Los ataques cardiacos no son provocados por una única causa genética.”Hay muchos factores involucrados, entre ellos factores ambientales y de estilo de vida. Y los diversos genes juegan cada uno un rol”.

Un paro cardiaco puede ocurrir cuando las paredes interiores de las arterias que llevan la sangre al corazón se bloquean con una especie de placa. El angostamiento y el endurecimiento de las arterias -arteriosclerosis- impide que la sangre fluya hacia este órgano vital. La dinámica de este procedimiento es compleja porque se cree que son más de tres docenas de genes los que participan en este proceso.

“Normalmente, cuando uno se refiere a genes y a la influencia de un gen específico en un cierto tipo de condición, uno está hablando de una probabilidad del orden de 1,2 ó 1,3”, explicó el profesor Mehta. Este valor representa las posibilidades de incidencia de la condición, comparado a la norma.

Con LOX-1, el valor del pronóstico es 3,74.

“Si LOX-1 no es el gen que produce un ataque al corazón, es ciertamente uno de los factores más culpables”.

El descubrimiento, presentado en una reunión en Roma, a la que asistieron investigadores estadounidenses, italianos y japoneses, ha brindado la posibilidad de identificar portadores del gen LOX-1 en mal funcionamiento.

Esto permitiría que estas personas tomen precauciones con dietas y un cambio en su estilo de vida que podría ayudar combatir los riesgos de sufrir un ataque al corazón.

“A la larga, con el avance de la genética y el uso de células madres, será posible eliminar de arranque estos genes”, explicó el profesor Mehta, que trabaja como científico desde hace 25 años en Estados Unidos.

Por su parte, el genetista Guiseppe Novelli, líder de la investigación en la Universidad de Tor Vergata en las afueras de Roma y además colaborador del profesor Mehta, explicó que el gen LOX-1 fue descubierto por primera vez en 1997.

De todas maneras, señaló Novelli, no sería serio decir que este gen es el único causante del infarto. Los ataques cardiacos no son provocados por una única causa genética.”Hay muchos factores involucrados, entre ellos factores ambientales y de estilo de vida. Y los diversos genes juegan cada uno un rol”.

Un paro cardiaco puede ocurrir cuando las paredes interiores de las arterias que llevan la sangre al corazón se bloquean con una especie de placa. El angostamiento y el endurecimiento de las arterias -arteriosclerosis- impide que la sangre fluya hacia este órgano vital. La dinámica de este procedimiento es compleja porque se cree que son más de tres docenas de genes los que participan en este proceso.

“Normalmente, cuando uno se refiere a genes y a la influencia de un gen específico en un cierto tipo de condición, uno está hablando de una probabilidad del orden de 1,2 ó 1,3”, explicó el profesor Mehta. Este valor representa las posibilidades de incidencia de la condición, comparado a la norma.

Con LOX-1, el valor del pronóstico es 3,74.

“Si LOX-1 no es el gen que produce un ataque al corazón, es ciertamente uno de los factores más culpables”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades