FORMAL

El restaurante del club Sirio Libanés, renovado

Abdala, una nueva propuesta de gastronomía árabe con un menú por pasos.

8 diciembre, 2016

Un distinguido petit hotel en una esquina de Recoleta: allí funciona desde 1978 el Club Sirio Libanés. Punto de encuentro social, en sus salones se celebran reuniones, fiestas y diferentes encuentros. En el segundo piso está hoy Abdala, la renovada propuesta gastronómica del lugar. Llamado en honor al chef Abdala Edi, fundador del restaurante y quien sigue a cargo de las recetas junto a su hijo Gamal Edi, busca darle un nuevo envión a esta clásica cocina de sabores árabes.

Abdala abre sólo por la noche y propone un menú de ocho pasos con pequeñas raciones por plato al inicio y luego un principal a elección. La cocina -a la vista- está equipado con un horno de barro en el que se cocinan las masas, un kebab grill y un robot de shawarma -traído desde Alemania y único en América latina- que detecta el punto de cocción exacto y permite realizar el corte de carne al grosor deseado de manera automática-. El salón fue refaccionado por completo y estrena también estilo, con mesas espejadas y lámparas de hierro.

Para comenzar la comida llegan el Laban bi-jiar -un shot de laban (un yogur) fresco bebible con pepino, ajo y menta- y Manakeesh, un pan libanes con oliva y zaatar por arriba, una mezcla de especias de la región. El segundo paso trae a la mesa las tradicionales entradas frías: Hommus (cremosa pasta de garbanzos), Babaganush (de berenjenas, con un rico dejo ahumado), Shanclish (queso macerado en hierbas), Tabbulle -ensalada de perejil y trigo burgol- y un pincho de queso feta, oliva y menta fresca. Luego se sirve el Kebbe Nahie, de carne y trigo burgol, antes de pasar a un trío ya de bocados calientes. Warak inab y Malfuf, ricos envueltos de hojas de parra y repollo rellenas con carne y arroz, una cazuela de Falafel (la típica opción vegetariana de la cocina árabe) y Kebbe messhuie, a la parrilla. En la quinta etapa llegan las mini sfijas, empanadas de carne, verdura y queso árabe, y luego cada comensal puede elegir su plato fuerte entre opciones de parrilla o de la cocina. Entre los primeros están el Shish-Kebab (fierritos con carne molida y especias), Shish Tahuk (fierritos con trozos de pollo macerados), Shawarma de carne o de pollo o Kebbe. Entre los segundos están las Hojitas de parra y repollo rellenas, Arroz a la persa (azafranado con pollo horneado, almendras y pasas), Tajin de pollo al limón o Tagine de Ternera. Para el postre llega una crema helada de cardamomo, suave en textura y deliciosa en su combinación con los pistachos que se sirve. El típico pocillo de café árabe acompaña los dulces: harise, baklawa y mamúl de dátiles.

 

Abdala. Club Sirio Libanés. Pacheco de Melo 1900, esquina Ayacucho, Recoleta. Martes a sábados de 20 al cierre. Menú de 8 pasos $450 con cubierto incluido, bebidas aparte. Reservas: 4802 4455. Facebook e Instagram @abdalaresto

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades