Invisibilidad a precio razonable

Según un informe publicado en Tendencias 21, un físico de la Universidad de Rochester (EEUU) ha desarrollado tres dispositivos de camuflaje óptico simples y eficaces con materiales de bajo costo: 150 dólares, unos 113 euros. Aunque estos sistemas aún presentan limitaciones, el avance podría ser escalable a grandes dimensiones.

John Howell es un profesor de física de la Universidad de Rochester (EEUU) que ha conseguido desarrollar dispositivos de camuflaje óptico simples y eficaces con materiales de bajo coste.
Lo ha hecho con ayuda de Benjamin, su hijo de 14 años, y en total ha construido tres. Una de las novedades de su invento es su precio: en total, le ha salido por 150 dólares (unos 113 euros).
Según la noticia, que apareció originalmente en la web de la Universidad de Rochester, en varios laboratorios ya se han conseguido capas de invisibilidad a frecuencias específicas con materiales especiales llamados metamateriales .
Estos materiales artificiales presentan propiedades electromagnéticas inusuales, que proceden de la estructura diseñada y no de su composición, es decir, que son distintas a las de sus componentes.
Tres métodos distintos
La novedad de los tres dispositivos de Howell y su hijo es que demuestran que se puede conseguir la invisibilidad óptica –para luz con frecuencia en el espectro visible–, barata y para objetos grandes.
Aunque, eso sí, unidireccional. Esta es la mayor limitación de los dispositivos desarrollados: sólo funcionan en una dirección de observación. En un artículo publicado recientemente en Arxiv, explican las ventajas y limitaciones de los tres métodos que utilizan.
El primer dispositivo es de plexiglás, el segundo funciona con cuatro lentes de tres dólares, y el tercero emplea un conjunto de espejos baratos, como se ve en el video que grabaron para mostrar su funcionamiento.
Según Howell, que normalmente se dedica a la investigación en física cuántica, el dispositivo, aunque tiene algunos inconvenientes, es “claramente escalable a grandes dimensiones”.
Una impresora 3D hace el trabajo en tres horas
Mientras Howell ha logrado abaratar la invisibilidad para acercarla a cualquiera, recientemente se ha sabido de otro invento que podría además acelerar esta posibilidad casi mágica.
Se trata de una impresora 3D que, en cuestión de horas, fabrica una capa que desvía las microondas, reduciendo la sombra y el reflejo de cualquier objeto colocado en su interior. Ha sido creada por un equipo de científicos de la Universidad de Duke, en Estados Unidos. (Tendencias 21)
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades