Informática, tema con escasa suerte electoral

“Una Morgan parece la agenda digital de los principales candidatos a presidente”, sostiene la consultoría Carrier y asociados. El uso de “digital” por “informático” es un tic del sector.

Así se desprende de las propuestas formuladas en un congreso de la actividad, que tuvo lugar la semana pasada. No obstante, un análisis de lo presentado por los candidatos, en orden de probabilidades decrecientes de ganar -según encuestas publicadas- permite al menos deducir qué piensa cada uno.

Si un gesto vale más que mil palabras, la ausencia de Cristina Kirchner es más que preocupante. Ni siquiera envió un representante que pudiera plantear sus intenciones, indicador cabal de la relevancia asignada por el oficialismo al tema.

El caso del ex ministro Roberto Lavagna (único candidato con programa económico serio) fue por demás incomprensible. Si bien su gestión no definió un plan, salieron medidas como el incentivo al software o Mi PC. Pudo argüirlos para mostrar que está en el tema.

Pero no. En su lugar, envió un adlátere. Siguiendo con la línea del candidato, presentó una visión parcial, enfocada en tecnología informática. Habló de enjambres (“clusters”), impuestos cero y promoción del software. Pero no profundizó en papel del estado como usuario ni en la “inclusión digital” (¿?) ni en la regulación de telecomunicaciones.

Así se desprende de las propuestas formuladas en un congreso de la actividad, que tuvo lugar la semana pasada. No obstante, un análisis de lo presentado por los candidatos, en orden de probabilidades decrecientes de ganar -según encuestas publicadas- permite al menos deducir qué piensa cada uno.

Si un gesto vale más que mil palabras, la ausencia de Cristina Kirchner es más que preocupante. Ni siquiera envió un representante que pudiera plantear sus intenciones, indicador cabal de la relevancia asignada por el oficialismo al tema.

El caso del ex ministro Roberto Lavagna (único candidato con programa económico serio) fue por demás incomprensible. Si bien su gestión no definió un plan, salieron medidas como el incentivo al software o Mi PC. Pudo argüirlos para mostrar que está en el tema.

Pero no. En su lugar, envió un adlátere. Siguiendo con la línea del candidato, presentó una visión parcial, enfocada en tecnología informática. Habló de enjambres (“clusters”), impuestos cero y promoción del software. Pero no profundizó en papel del estado como usuario ni en la “inclusión digital” (¿?) ni en la regulación de telecomunicaciones.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades