Grave situación agrícola en China

China se enfrenta a una difícil reducción de la superficie cultivable. El gigante asiático alimenta a 20% de la población de todo el mundo.

11 noviembre, 2000

(EFE).- Según un anunció del ministro de Tierra y Recursos de China, Tian Fengshan, durante un seminario celebrado en la provincia costera de Jiangsu, la reducción de la superficie cultivable del país que alimenta a la quinta parte de la población mundial se convertirá en un problema serio durante la próxima década.

China pretende mantener el área cultivada en 128 millones de hectáreas hacia el año 2010 y los terrenos arables para proyectos no agrícolas en 1,97 millones de hectáreas.

Sin embargo, la disminución del área dedicada a la agricultura es especialmente grave en las regiones costeras y del centro del país, donde el desarrollo económico es mucho más acelerado que en las zonas del oeste y del interior del gigante asiático.

Tian explicó que la construcción, la conversión de los cultivos en pastizales o bosques para la protección de la ecología, la reestructuración de la agricultura y los desastres naturales son las principales causas de la disminución, lo que hará difícil alcanzar el límite establecido durante la próxima década.

El ministro añadió que 3,33 millones de hectáreas de tierra cultivable desaparecerán en favor de la protección ecológica o para dar paso a proyectos de construcción.

China cuenta con 6,66 millones de hectáreas de terreno aptas para su explotación agrícola, pero resulta difícil de recuperar las tierras debido a la falta de fondos y por razones ecológicas.

Tian subrayó también la dificultad que conlleva compensar los terrenos utilizados para la construcción en las zonas populosas del este y del centro de China, escasas en dichos recursos.

La superficie dedicada en China a la agricultura suma 130 millones de hectáreas, pero la ocupación per cápita de dichos terrenos es de apenas 0,106 hectáreas o 43% de la media mundial.

(EFE).- Según un anunció del ministro de Tierra y Recursos de China, Tian Fengshan, durante un seminario celebrado en la provincia costera de Jiangsu, la reducción de la superficie cultivable del país que alimenta a la quinta parte de la población mundial se convertirá en un problema serio durante la próxima década.

China pretende mantener el área cultivada en 128 millones de hectáreas hacia el año 2010 y los terrenos arables para proyectos no agrícolas en 1,97 millones de hectáreas.

Sin embargo, la disminución del área dedicada a la agricultura es especialmente grave en las regiones costeras y del centro del país, donde el desarrollo económico es mucho más acelerado que en las zonas del oeste y del interior del gigante asiático.

Tian explicó que la construcción, la conversión de los cultivos en pastizales o bosques para la protección de la ecología, la reestructuración de la agricultura y los desastres naturales son las principales causas de la disminución, lo que hará difícil alcanzar el límite establecido durante la próxima década.

El ministro añadió que 3,33 millones de hectáreas de tierra cultivable desaparecerán en favor de la protección ecológica o para dar paso a proyectos de construcción.

China cuenta con 6,66 millones de hectáreas de terreno aptas para su explotación agrícola, pero resulta difícil de recuperar las tierras debido a la falta de fondos y por razones ecológicas.

Tian subrayó también la dificultad que conlleva compensar los terrenos utilizados para la construcción en las zonas populosas del este y del centro de China, escasas en dichos recursos.

La superficie dedicada en China a la agricultura suma 130 millones de hectáreas, pero la ocupación per cápita de dichos terrenos es de apenas 0,106 hectáreas o 43% de la media mundial.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades