Global Crossing llega a Chile

La red conectará al país trasandino en forma directa con más de 200 ciudades en todo el mundo. La conexión está prevista para el primer trimestre 2001.

3 noviembre, 2000

Global Crossing, empresa que está construyendo y ofreciendo servicios a través de la extensa red global de fibra óptica con plataforma basada en IP (Internet Protocol), anunció hoy (viernes 3) la llegada de su red a Valparaíso, Chile.

Según la compañía, este es un acontecimiento importante en la construcción de la South American Crossing (SAC), que tendrá 18.000 kilómetros y conectará las principales ciudades de América del Sur con más de 200 ciudades en todo el mundo.

El presidente de la entidad, Patrick Joggerst, afirmó que “el aterrizaje del cable en Chile marca otro paso importante hacia la finalización de nuestra red Latinoamericana, que revolucionará la forma en que se suministran los servicios de telecomunicaciones en la región”.

El directivo agregó que para noviembre de este año esperan “poder conectar completamente a Brasil y la Argentina, y expandir nuestra conexión a Santiago, Chile, para comienzos de 2001”.

La estación de cable de Valparaíso estará unida a Santiago de Chile a través de una conexión terrestre de fibra óptica de 200 kilómetros.

Al este desde Santiago, el sistema SAC atravesará la Cordillera de los Andes para conectar Mendoza, Córdoba, Rosario y Buenos Aires; luego se desplazará hacia el norte a lo largo de la costa atlántica de América del Sur para conectar a Brasil y desde Valparaíso para conectar Perú, Colombia y Venezuela.

De esta manera, South American Crossing multiplicará la capacidad de los actuales sistemas de telecomunicaciones que se ofrecen en América latina, lo que incrementaría sensiblemente la disponibilidad de ancho de banda para permitir el desarrollo de nuevas aplicaciones en la transmisión de voz, datos y comunicaciones en Internet.

El sistema se propone posibilitar que los proveedores de servicio de Internet de la región puedan ofrecer velocidades más rápidas de conexión, para así bajar material de Internet más rápidamente y se respalden aplicaciones como audio y video de flujo continuo.

La compañía está construyendo y ofreciendo servicios a través de la red global de fibra óptica con base IP, una de las más extensas del mundo, que contaría con más de 162.509 kilómetros de ruta y prestaría servicios a cinco continentes, 27 países y más de 200 grandes ciudades.

Global Crossing, empresa que está construyendo y ofreciendo servicios a través de la extensa red global de fibra óptica con plataforma basada en IP (Internet Protocol), anunció hoy (viernes 3) la llegada de su red a Valparaíso, Chile.

Según la compañía, este es un acontecimiento importante en la construcción de la South American Crossing (SAC), que tendrá 18.000 kilómetros y conectará las principales ciudades de América del Sur con más de 200 ciudades en todo el mundo.

El presidente de la entidad, Patrick Joggerst, afirmó que “el aterrizaje del cable en Chile marca otro paso importante hacia la finalización de nuestra red Latinoamericana, que revolucionará la forma en que se suministran los servicios de telecomunicaciones en la región”.

El directivo agregó que para noviembre de este año esperan “poder conectar completamente a Brasil y la Argentina, y expandir nuestra conexión a Santiago, Chile, para comienzos de 2001”.

La estación de cable de Valparaíso estará unida a Santiago de Chile a través de una conexión terrestre de fibra óptica de 200 kilómetros.

Al este desde Santiago, el sistema SAC atravesará la Cordillera de los Andes para conectar Mendoza, Córdoba, Rosario y Buenos Aires; luego se desplazará hacia el norte a lo largo de la costa atlántica de América del Sur para conectar a Brasil y desde Valparaíso para conectar Perú, Colombia y Venezuela.

De esta manera, South American Crossing multiplicará la capacidad de los actuales sistemas de telecomunicaciones que se ofrecen en América latina, lo que incrementaría sensiblemente la disponibilidad de ancho de banda para permitir el desarrollo de nuevas aplicaciones en la transmisión de voz, datos y comunicaciones en Internet.

El sistema se propone posibilitar que los proveedores de servicio de Internet de la región puedan ofrecer velocidades más rápidas de conexión, para así bajar material de Internet más rápidamente y se respalden aplicaciones como audio y video de flujo continuo.

La compañía está construyendo y ofreciendo servicios a través de la red global de fibra óptica con base IP, una de las más extensas del mundo, que contaría con más de 162.509 kilómetros de ruta y prestaría servicios a cinco continentes, 27 países y más de 200 grandes ciudades.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades