Éxito de la misión Cluster II

Las cuatro unidades europeas alcanzaron su órbita, y en pocos días se ubicarán en posición definitiva. Está misión fue enviada para estudiar la interacción entre la Tierra y el sol.

Los satélites científicos, Rumba y Tango, alcanzaron su órbita de actuación el 15 de agosto, y se unieron a los otros dos de la misión Cluster-II, Salsa y Samba, informó hoy (miércoles 23) la Agencia Espacial Europea (ESA).

Rumba y Tango fueron lanzados el 9 de agosto, mientras que los dos primeros de la serie llegaron al espacio el 16 de julio.

En su órbita final, que alcanzarán antes del próximo sábado, los cuatro satélites se situarán en formación tetraédrica, en la cumbre de una pirámide de base triangular, indicó la ESA.

Agregó que los once instrumentos de cada satélite recibieron sus primeras órdenes ayer, martes, y que su control no concluirá hasta el mes de diciembre, cuando el cuarteto atraviese por primera vez la magnetopausa, que es la frontera entre el campo magnético terrestre y el espacio interplanetario dominado por el viento solar.

En febrero de 2001, los satélites iniciarán la observación de las regiones de la magnetosfera situadas por encima de los polos, por donde las partículas del viento solar penetran en la atmósfera, añadió la Agencia Europea.

Los satélites científicos, Rumba y Tango, alcanzaron su órbita de actuación el 15 de agosto, y se unieron a los otros dos de la misión Cluster-II, Salsa y Samba, informó hoy (miércoles 23) la Agencia Espacial Europea (ESA).

Rumba y Tango fueron lanzados el 9 de agosto, mientras que los dos primeros de la serie llegaron al espacio el 16 de julio.

En su órbita final, que alcanzarán antes del próximo sábado, los cuatro satélites se situarán en formación tetraédrica, en la cumbre de una pirámide de base triangular, indicó la ESA.

Agregó que los once instrumentos de cada satélite recibieron sus primeras órdenes ayer, martes, y que su control no concluirá hasta el mes de diciembre, cuando el cuarteto atraviese por primera vez la magnetopausa, que es la frontera entre el campo magnético terrestre y el espacio interplanetario dominado por el viento solar.

En febrero de 2001, los satélites iniciarán la observación de las regiones de la magnetosfera situadas por encima de los polos, por donde las partículas del viento solar penetran en la atmósfera, añadió la Agencia Europea.

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades