Una inversión de US$ 400 millones

Cuando se negocia con convicción y desde posiciones fuertes, los resultados son buenos para ambas partes, pero el caso Enron revela que no es obligatorio que las empresas estatales hagan acuerdos inconvenientes

17 noviembre, 2012

Contenido exclusivo para usuarios registrados.

Para continuar leyendo esta nota, Ud. debe ser suscriptor.

Suscríbase a Revista Mercado

Conocé todos nuestros planes.

Suscribirme ahora

Si Ud. ya es suscriptor, ingrese con su usuario y contraseña.