Reducción del patrimonio

Impuesto a la riqueza y desaliento a la inversión

Hay quienes creen que se trata de un tributo a la producción y al empleo que pretende gravar la inversión realizada en bienes productivos. La iniciativa sigue despertando dudas en torno de los montos, el cálculo y a quiénes impactaría, entre otros puntos.

15 diciembre, 2020

Por: Rocío Bravo

Contenido exclusivo para usuarios registrados.

Para continuar leyendo esta nota, Ud. debe ser suscriptor.

Suscríbase a Revista Mercado

Conocé todos nuestros planes.

Suscribirme ahora

Si Ud. ya es suscriptor, ingrese con su usuario y contraseña.