Crece la desinformación y la polarización

La tecnología termina siendo un arma contra la democracia

Para comprender cómo fue que las tecnologías digitales dejaron de ser instrumentos para difundir la democracia, para convertirse en armas para atacarla, hay que mirar más allá de las tecnologías mismas. Cómo se combinan la dinámica social, la ubicua conectividad digital y los modelos de negocios de las gigantes tecnológicas.

Contenido exclusivo para usuarios registrados.

Para continuar leyendo esta nota, Ud. debe ser suscriptor.

Suscríbase a Revista Mercado

Conocé todos nuestros planes.

Suscribirme ahora

Si Ud. ya es suscriptor, ingrese con su usuario y contraseña.