Prioridad estratégica

China y la Argentina en el Siglo 21

El vínculo con la gran potencia asiática es el más importante para el país en esta centuria. Allí se encuentra la principal fuente de capitales del mundo en esta fase del desarrollo capitalista; y su prioridad en relación a los países de Sudamérica y ante todo respecto a Brasil, el mayor país industrial de la región, no es ahora el aumento de las exportaciones de materias primas de la región, sino el desarrollo industrial/manufacturero y la modernización de la infraestructura, en especial de transportes ferroviarios.El desarrollo de la industria, en las condiciones de globalización del sistema, es sinónimo de internacionalización productiva. Por eso es una prioridad estratégica para la Argentina, uno de los tres mayores países industriales de América latina, poseedor de más de 100 años de historia manufacturera, atraer en gran escala la inversión de la República Popular, ante todo en el sector manufacturero.Esto es lo que convierte al conocimiento de China en una exigencia nacional para los argentinos en este momento de su historia, así como un componente fundamental de su cultura cívica. No hay conocimiento sin empatía De ahí que la comprensión de la economía, la política, la cultura estratégica y el posicionamiento global de la República Popular sea hoy una forma de desentrañar el sentido contemporáneo de la identidad argentina y de su papel en el mundo, en este extraordinario siglo XXI en el que resulta un privilegio vivir.

1 septiembre, 2015

Contenido exclusivo para usuarios registrados.

Para continuar leyendo esta nota, Ud. debe ser suscriptor.

Suscríbase a Revista Mercado

Conocé todos nuestros planes.

Suscribirme ahora

Si Ud. ya es suscriptor, ingrese con su usuario y contraseña.