Desborde fiscal, caída de la inversión, recesión, inflación y corrupción

El ajuste llega a Brasil: de la política a la economía

Dilma no va a ir presa ni será destituida por escándalos de corrupción. No ella, pero sí 11 funcionarios procesados y presos acaban de arribar al Complejo Penitenciario de Papuda, sin importar que uno se llame José Dirceu y haya sido el hombre más poderoso del Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva.

30 abril, 2015

Contenido exclusivo para usuarios registrados.

Para continuar leyendo esta nota, Ud. debe ser suscriptor.

Suscríbase a Revista Mercado

Conocé todos nuestros planes.

Suscribirme ahora

Si Ud. ya es suscriptor, ingrese con su usuario y contraseña.

Compartir: