Macroeconomía para lo que queda del gobierno

De tener superávits gemelos a resistir con recesión y conflictos

Si en los 14 meses siguientes nadie acciona el detonador de la santabárbara y transforma en crisis el precario equilibrio económico actual, la transición preelectoral desembocará no solo en el recambio de la banda presidencial, sino en la caducidad de la franquicia macroeconómica que Cristina Kirchner otorgó al plenipotenciario ministro Axel Kicillof.

30 septiembre, 2014

Contenido exclusivo para usuarios registrados.

Para continuar leyendo esta nota, Ud. debe ser suscriptor.

Suscríbase a Revista Mercado

Conocé todos nuestros planes.

Suscribirme ahora

Si Ud. ya es suscriptor, ingrese con su usuario y contraseña.

Compartir: