Plan estratégico social

Empresas y fundaciones buscan aportar su know how para contribuir con la agenda pública a largo plazo.

22 noviembre, 2013

Los miembros del Consejo Estratégico Consultivo del Grupo de Fundaciones y Empresas (GDFE), líderes de las principales empresas y fundaciones del país, tuvieron su tercer almuerzo de trabajo, donde analizaron estrategias para promover un mayor diálogo social en la Argentina, y llevar los temas y las buenas prácticas en materia de inversión social a la agenda pública. La cita fue el 12 de noviembre en el Palacio Duhau, en la ciudad de Buenos Aires, y contó con la colaboración de Zurich.

“Desde el GDFE queremos reflexionar permanentemente sobre nuestras prácticas y sobre todo contar con una visión que nos trascienda como organización, porque lo que buscamos, en definitiva, es construir una sociedad mejor en el largo plazo. Esa visión, es el valor estratégico que ustedes como miembros del Consejo tienen para nosotros”, destacó en la apertura, la presidenta del GDFE, Constanza Gorleri. Repasó luego, las principales acciones del GDFE en materia de producir conocimiento, capitalizar aprendizajes, y generar espacios de intercambio y articulación con altos referentes del ámbito público. Como también se detuvo en la activa participación del GDFE en la Confederación de la Sociedad Civil (CSC) –de la que es socio fundador.  

También, en las palabras de bienvenida, en calidad de anfitrión, José María Orlando (presidente del directorio de Zurich Argentina y CEO regional de seguros de vida de Zurich de Latinoamérica) puso el acento en cómo las fundaciones y empresas pueden, desde su contribución al bien común, convertirse en actores cada vez más relevantes para la sociedad. Pensar “en el otro”, dijo, es la clave. “Teniendo en cuenta los contextos actuales, de evolución y cambio constantes, tal vez a nosotros, como actores de la sociedad civil, nos compete aportar certidumbre y estabilidad, actuando como facilitadores del desarrollo y del anclaje de los ejes de trabajo que definamos, orientados en el largo plazo, y lograr en consecuencia un impacto concreto y medible en el desarrollo profundo de nuestro país”.  “Trazando un paralelismo entre un vagabundo y un peregrino –continuó- ambos caminan, pero solo el peregrino sabe a dónde va, se prepara para su viaje y su caminar tiene un propósito. No solo nuestro trabajo es saber a dónde vamos sino mantener vivo el sentido de dicho viaje, sentido que debe estar en ese otro u otros a quienes la inversión social privada debe llegar”.

A continuación Carlos March (secretario general de la CSC y coordinador de Saber Social de la Dirección de Comunicación Estratégica de Fundación Avina) brindó datos del perfil de la inversión social privada local y la cooperación internacional en la Argentina, valiéndose de los resultados del reciente estudio publicado por el GDFE y la RACI. A los que agregó datos de contexto de la sociedad civil y características del entorno que la rodea. Señaló que en la Argentina existen entre 80.000 y 120.000 organizaciones sin fines de lucro, pero que son solo cerca de 10.000 las que cuentan con personería jurídica y, por tanto, que pueden desarrollar sus actividades de manera formal. Advirtió, además, sobre burocracias administrativas, campañas de desprestigio, entre otras cuestiones restrictivas del espacio de la sociedad civil, que están siendo monitoreadas y buscan ser revertidas por la CSC.

Dado el panorama, March presentó los ejes de trabajo propuestos para la reunión –y cuyas conclusiones guiarán la labor del GDFE para los próximos años (2014-2016). En busca del primero, delinear la agenda social, desplegó el abanico de temas locales y globales relevantes, dejando a  consideración de los Consejeros los temas a priorizar como líneas de inversión social. Agenda que, a su vez, se vería enriquecida mediante un estudio y espacios de diálogo intersectoriales, en miras a conformar un plan estratégico social con propuestas concretas de políticas públicas, que la sociedad civil acercaría a las autoridades de gobierno y dirigentes políticos. De allí que el otro gran tema, fuera analizar cómo potenciar el diálogo social en los distintos niveles del Estado, y su posible introducción en las plataformas de los próximos candidatos. En tanto, el tercer (y último) tema fue la consolidación de la CSC como espacio clave: para el fortalecimiento de la sociedad civil, en la construcción de la agenda social, y en la promoción de la articulación público-privada.    

Entre el flamante grupo de consejeros, estaban presentes: Sergio Grinenco (presidente de Banco Galicia), Ernesto San Gil (Country Manager y Partner de Ernst & Young), Gustavo Grobocopatel (presidente de Grupo Los Grobo y presidente de Fundación Emprendimientos Rurales Los Grobo), Osvaldo Schütz (director general de Loma Negra y presidente de Fundación Loma Negra), Silvia Paz Illobre (presidenta de Fundación Lúminis), Silvia Gold (presidenta de Fundación Mundo Sano), Fernando Guerrero (presidente de Fundación Nextel), Esteban Galuzzi (gerente general de Intel Argentina), Enrique Garrido (presidente del directorio de Telecom Argentina), José María Orlando (presidente del directorio de Zurich Argentina y CEO regional de seguros de vida de Zurich de Latinoamérica); y los ex presidentes del GDFE: Salvador Carbó, Enrique Valiente Noailles (también presidente de Fundación Navarro Viola), Carmen Grillo, y Enrique Morad. Junto a ellos, formaron parte de la reunión, representantes de Fundación Arcor, Fundación Avina, Fundación Bunge y Born, Fundación Danone, Fundación Irsa, Fundación La Nación y Fundación YPF.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades