¿Renace el Ku Klux Klan?

Oleada de incidentes de odio en Estados Unidos a sólo días de la asunción del primer presidente negro, según informa hoy el Chicago Tribune. Resurgió la virulencia de grupos extremistas blancos, con vandalismo y amenazas de muerte. En este contexto se interpreta la elección como un factor detrás del renacimiento del Klan

<p>Ya se llevan registrados m&aacute;s de 200 incidentes, que incluyen quemas de la efigie del presidente Barack Obama, apuestas sobre la posibilidad de que lo maten, seg&uacute;n inform&oacute; el Southern Poverty Law Center, que vigila constantemente a los grupos del odio. Sitios web racistas se est&aacute;n ufanando de que sus servidores colapsan ante el peso&nbsp; fenomenal de los visitantes que reciben.</p>
<p>Otro elemento todav&iacute;a m&aacute;s amenazador es que el s&iacute;mbolo de odio racial m&aacute;s poderoso de Estados Unidos &ndash; el Ku Klux Klan &ndash; ha comenzado a reafirmar posiciones &ndash; en medio de este tropel de actos violentos — para aparecer luego de d&eacute;cadas de oscuridad y desorganizaci&oacute;n. <br />
<br />
Hace dos semanas, el l&iacute;der de una c&eacute;lula del Klan basada en Bogalusa (Louisiana), otrora conocida como la capital nacional del Klan fue acusado por homicidio en segundo grado, supuestamente&nbsp; por matar&nbsp; a un aspirante a miembro que intent&oacute; echarse atr&aacute;s ante la ceremonia de iniciaci&oacute;n. <br />
<br />
A finales del mes pasado, dos skinheads (cabezarrapadas) con relaciones con un cap&iacute;tulo del Klan (en Kentucky) notoriamente violento, fueron acusados de participar en un extra&ntilde;o complot para matar a 88 estudiantes negros y luego asesinar a Obama&nbsp; dispar&aacute;ndole desde un auto a toda velocidad.</p>
<p>Entre los factores que citan los expertos para explicar las ansiedades de los partidarios de la supremac&iacute;a blanca figuran: el r&aacute;pido deterioro de la crisis econ&oacute;mica; las tendencias demog&aacute;ficas que indican que los blancos dejar&aacute;n de formar la mayor&iacute;a de los estadounidenses en una generaci&oacute;n m&aacute;s y la llegada de una familia negra a la Casa Blanca. <br />
<br />
El FBI est&aacute; investigando los recientes incidentes relacionados con el Klan para determinar el alcance de cualquier posible conspiraci&oacute;n. Y el Servicio Secreto est&aacute; monitoreando el aparente repentino surgimiento de incidentes de odio &ldquo;Para tratar de mantenerse al frente e cualquier posible peligro&rdquo;, seg&uacute;n el vocero Darrin Blackford en Washington.</p>
<p><strong>El triunfo de Obama no obedeci&oacute; al fin de la divisi&oacute;n racial</strong> </p>
<p>Mucha gente afirma que el &eacute;xito de Barack Obama en las urnas supone que Estados Unidos entr&oacute; en una era pol&iacute;tica post-racial, pero los datos demuestran otra cosa, advierten cient&iacute;ficos del MIT. </p>
<p>Despu&eacute;s de analizar cuidadosamente datos de encuestas a votantes en 2008, los investigadores han descubierto que Barack Obama gan&oacute; las elecciones justamente debido a las divisiones raciales existentes en las tendencias al voto. </p>
<p>El incremento en la distinci&oacute;n entre los patrones de voto de los blancos y los de los no-blancos fue lo que marc&oacute; la diferencia, aseguran los investigadores. Seg&uacute;n ellos, la polarizaci&oacute;n racial en dichos patrones ha sido la m&aacute;s alta desde las elecciones del a&ntilde;o 1984. </p>
<p>De hecho, el voto dem&oacute;crata de los negros aument&oacute; de un 88% en 2004 a un 95% en 2008, y el de los hispanos tambi&eacute;n favoreci&oacute; a los dem&oacute;cratas m&aacute;s que antes (de un 56% en 2004 a un 67% en 2008). Estos incrementos resultaron decisivos para el resultado final, explican los cient&iacute;ficos. </p>
<p>&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades