UBS otra vez en los diarios

Andrea Orcel recibió un pago en efectivo y acciones de £17 millones  como "pago de bienvenida". 

La Unión de Bancos Suizos (UBS) va a tener que hacer frente a la  indignación que surgió al saberse que ha pagado una millonaria suma de bienvenida a uno de los hombres responsables de la desastrosa venta del ABN Amro  al Royal Bank of Scotland..
El monumental pago a Andrea Orcel, nuevo jefe de inversión del banco suizo, se produce en el año que la firma tuvo que pagar multas impresionantes por manipulación de la tasa Libor. 
Orcel, quien era banquero de Merrill Lynch antes de que lo invitaran a UBS para recomponer la banca de inversión luego del escándalo de la tasa Libor, recibió un pago en efectivo de US$ 6,4 millones y otro de 18,5 millones de francos suizos en acciones de UBS. 
El italiano a quienes algunos llaman el George Clooney de la banca debido a su buena estampa, es considerado por UBS un personaje clave para los planes de reparar el banco, debilitado luego de la crisis de 2008-9.
Mientras estaba en Merrill Lynch, él y otro banquero, Matthew Greenburgh, aconsejó a quien entonces era CEO del Royal Bank of Scotland (RBS) , Fred goodwin, comprar el ABN Amro, una operación que en gran medida  fue responsable de la implosión del RBS y su subsiguiente rescate a costa de los contribuyentes. En enero admitió que en retrospectiva él habría aconsejado al RBS no compra. “Con lo que sé hoy no les habríamos aconsejado proceder”. Dijo a la Comisión Parlamentaria de Estándares Bancarios. 
UBS dijo en su informe anual que el pago a Orcel se ha pensado como “un reemplazo de los beneficios que perdió con su anterior empleados como resultado de su pase a UBS, y que los pagos en efectivo y en acciones están sujetos a futuras recuperaciones. 
Orcel, con 49 años, se unió a UBS como co-director  de su banca de inversión en julio del año pasado y se convirtió en el único jefe en noviembre. Supervisa una restructuración de la banca que implica la eliminación de 2.000 puestos de trabajo este año y reduce las actividades de su banca de inversión. El ex operador del UBS Kweku Adoboli, fue condenado en noviembre por fraude y contabilidad fraguada. El banco perdió más de US$ 2.000 millones y su entonces CEO, Oswald Grübel, renunció.
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades