Merkel pide no depender de las tres calificadoras

“No escuchemos a quienes nadie ha votado. No son el FMI, el BCE ni la Comisión Europea”. La ira de la canciller, provocada por el golpe de Moody’s Investors Service a Portugal, olvida que el “trío de brujas” es consultado por dos de esas entidades.

6 julio, 2011

<p><br />
En una &ldquo;sospechosa carrera de postas&rdquo; &ndash;apunta Angela Merkel-, tras la advertencia a Grecia de Standard &amp; Poor&rsquo;s (el domingo), Moody&rsquo;s degrada Portugal a chatarra, Baa1 a Baa2. En ambos casos, &ldquo;el momento parece elegido a prop&oacute;sito: Atenas y Lisboa est&aacute;n en fases de acuerdo&rdquo;, subray&oacute; el luso Jos&eacute; Manuel Dur&acirc;o Barroso, presidente de la CE, instancia que no tiene en cuenta a las calificadoras.<br />
<br />
A juicio de Berl&iacute;n, &ldquo;las instituciones competentes, o sea el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo, no deben continuar cediendo ante ese funesto tr&iacute;o&rdquo;. Justamente el mismo martes, la francesa Christine Lagarde asum&iacute;a como directora gerente en el FMI. Como Nicol&aacute;s Sarkozy, la flamante funcionaria tampoco ve con buenos ojos a las &ldquo;oportunas&rdquo; agencias.<br />
<br />
Merkel no ahorra matices: &ldquo;tenemos tres entidades negociando con bancos privados franceses y alemanes salidas para Grecia y Portugal. Pero las calificadoras tratan de enmendarle la plana tambi&eacute;n al Eurogrupo&rdquo;.<br />
<br />
Jean-Claude Juncker, jefe de ese ente (re&uacute;ne ministros europeos de hacienda), aprovech&oacute; la renovada pol&eacute;mica entre gobiernos soberanos y agencias ligadas a la gran banca privada anglosajona para poner una pica en Flandes. Vale decir, replante&oacute; una hip&oacute;tesis: establecer una o dos calificadoras independientes. Esto es, auditorias externas sin intereses creados.<br />
<br />
Por otra parte, el ataque de Moody&rsquo;s en realidad es una presi&oacute;n para que ciertos bancos aumenten su exposici&oacute;n a Portugal. Como observaba el italiano Mario Draghi &ndash;futuro sucesor de Jean-Claude Trichet en el BCE-, hay un trasfondo: la puja entre banqueros del eje Londres-Amsterdam y los del eje Fr&aacute;ncfort-Par&iacute;s.<br />
<br />
Pero las cosas no paran ah&iacute;. Tambi&eacute;n el martes, el Europarlamento aprobaba una medida contra la especulaci&oacute;n con t&iacute;tulos en riesgo de insolvencia (credit default swaps, CDS). Se trata de activos que las bancas de inversi&oacute;n y los fondos de cobertura sacan del circuito supervisado por los bancos centrales y convierten en derivados. La crisis sist&eacute;mica de 2007/09 se origin&oacute; precisamente en instrumentos derivativos.</p>
<p>&nbsp;</p>
<p><br />
&nbsp;</p>

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    [honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

    Revista Mercado