Los fondos globales: cifras que dan miedo

El negocio financiero global tiene magnitudes que a veces obligan a hacer un esfuerzo para comprenderlo. Por ejemplo el gerenciamiento de capitales, acciones y bonos creció de modo descomunal durante el año pasado.

Tuvo que ver con atisbos de la recuperación económica, especialmente en Estados Unidos, pero sobre todo por la permanente intervención de los bancos centrales en los mercados (la inyección de dinero contante y sonante a cambio de la recuperación de títulos públicos).

La cifra fue de US$ 74 billones (millones de millones en idioma español), más de cuatro veces el PBI de Estados Unidos. También fueron enormes las ganancias para las empresas que se dedican al negocio de gerenciar estos fondos: US$ 102 mil millones, lo que la convierte en una de las actividades más rentables a las que alguien pueda dedicarse.

Sin embargo, el negocio está bajo la lupa de los reguladores en muchos países. Los gerenciadores de estos fondos comienzan a incursionar en nuevos negocios, algunos que tradicionalmente eran campo exclusivo de los bancos. Por ejemplo, otorgar préstamos. Lo que podría provocar crisis impensables hoy, sin responsabilidad y garantía que, al menos en teoría, se le exigen a las instituciones financieras tradicionales.

Según un reciente informe de McKinsey sobre este tema, muchos de estos gerentes de fondos de clientes, están muy mal preparados para afrontar una crisis económica similar a la de 207/8.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades