La fantasía de las criptomonedas

El mundo del bitcoin se mueve en una peligrosa anarquía donde compite la codicia.

13 febrero, 2019

Si hay algo que depende fuertemente de la confianza es la actividad financiera. De ahí el peligro que los desarrollos en ese ámbito queden librados a la codicia y el fanatismo que se observa en las criptomonedas, advierte Martin Wolf en el Financial Times. Ese ámbito de libertad total en este terreno necesita control, dice.

 

Pero las raíces mismas del movimiento de las criptomonedas están en el libertarianismo anárquico. Es la misma ideología que anida en el corazón de muchos emprendedores de Silicon Valley, dice Nouriel Roubini, de la Universidad de Nueva York. Según su criterio, no están del todo equivocados porque el estado puede ser un monstruo peligroso; pero también es fundamental porque es el último mecanismo de aseguramiento que tiene la humanidad.

El mundo de la anarquía está lleno de bandidos que compiten entre sí. Al menos el Estado sería un solo bandido y la democracia liberal ayuda a domarlo. Los estados existen para brindar los bienes públicos esenciales. El dinero es un bien público por excelencia. Por eso es que prescindir del rol de los gobiernos en todo lo que se refiere a dinero es una fantasía, opina Roubini.

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades