¡Finalmente! Aumentó la tasa de interés en EE.UU

Debe ser la noticia más esperada del año. Pero al fin se produjo. La Reserva Federal  de EE.UU.decidió ayer la tasa de interés en el país, por primera vez en casi una década a tasa cero. El ascenso es moderado: de 0,25 % a 0,5%.

17 diciembre, 2015

Pero es el comienzo de un proceso. La inflación parece controlada, pero el ritmo del crecimiento de la economía y la tasa de desempleo en 5% -una sólida posición del mercado laboral- convenció al Banco Central que había llegado el momento de dar el paso. Para los principales analistas, el futuro implica “aumentos graduales” en la tasa de interés aplicada para retribuir fondos federales.

La discusión central era si la decisión no era todavía prematura. Los que más resienten el incremento son los compradores de primera vivienda, que afrontan ascenso en el pago de las hipotecas.

Los mercados bursátiles locales y los principales del mundo, reaccionaron de modo positivo, pero con estudiada cautela. Incluso en los mercados emergentes.

El dólar se fortaleció en todo el mundo, en circunstancias poco propicias para la Argentina que justo levantaba el famoso cepo y en consecuencia devaluaba.

Es una jugada audaz de la FED en momentos en que el crecimiento de la economía global es mínimo, y cuando otros actores importantes (como Europa y Japón) siguen políticas opuestas con la renovación de “quantitative easing” o inyección de fondos en el mercado para recomprar acciones y títulos públicos.

Precisamente la herramienta que utilizó Washington para evitar los efectos de “la gran depresión” de 2008 y que todavía mantiene inundado al mercado de dólares emitidos por la FED para capear el temporal. Lo que implica que las tasas de interés no cumplen la tarea, el propósito de una década atrás, donde servían para estimular el crecimiento o reducir la inflación. Las tasas de interés se han convertido ahora en otra clase de instrumentos.

Es decir, el aumento de tasas tiene por lo menos un componente experimental. Ya no se sabe con certeza, como antes, cómo reaccionará el mercado. Ahora, además, hay otras complejas herramientas para testear y analizar la situación del mercado financiero.

Esta fue una discusión que duró casi todo este año. Si el crecimiento de la economía era el adecuado, si la tasa de inflación era realmente baja, si el crecimiento global era demasiado bajo, y algunos otros argumentos. Puesto que la FED había sobrestimado el nivel de crecimiento e inflación, el argumento era que había que confirmar los datos antes de dar un paso arriesgado.

Parece que finalmente el momento llegó, ya que los optimistas superaron en número y énfasis a los pesimistas.

¿Cómo sigue esta historia? Sin duda, con notable cautela. De modo que los aumentos futuros serán modestos y muy graduales. Lo que importa de ahora en más es precisar cuál será la expectativa de los mercados, lo que se verá en unas semanas.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades