EE.UU.: Otro índice privado se suma a la ola optimista

Una selección ponderada de indicadores subió 0,3% en marzo y 4,6 en los últimos doce meses. Es la mayor alza anual en veinte años y los gurúes celebraban. Wall Street no tanto, salvo el volátil Nasdaq.

El factor clave fue otra cuota de rebajas tributarias, en este caso del primer paquete dictado por George W.Bush (2001-10). Sus efectos en la demanda de sectores prósperos hicieron que este multindicador –confeccionado por la Conference Board, una entidad privada ligada al partido Republicano- acumulase diez meses seguidos de avance.

Un síntoma de que las clases media alta y la alta –“tarjetean” menos que el resto- tenían más plata en el bolsillo fue que muchas empresas no pudieron entregar órdenes a tiempo, por falta transitoria de existencias. También le fue bien a la construcción de viviendas lujosas.

La nueva estadística acentúa la tendencia de ciertos analistas a elevar de 4,3/4,4% a casi 5% la proyección de alaza en el producto bruto interno 2004. Pero hay un detalle: en general, los indicadores de la CB –como otros privados- proyectan tendencias a tres/seis meses, no situaciones presentes. Cabe recordar que el lapso mayo-noviembre incluye la elección presidencial y, sobre todo, el tramo decisivo de una campaña que viene castigada por graves reveses en Irak y crasos errores en Palestina-Israel.

Quizá por ellos dos de los tres principales paneles bursátiles reaccionaron con frialdad. Sólo el Nasdaq –que involucra varios indicadores- subía (+1,37% en el caso del compuesto), confirmado una llamativa volatilidad.

El factor clave fue otra cuota de rebajas tributarias, en este caso del primer paquete dictado por George W.Bush (2001-10). Sus efectos en la demanda de sectores prósperos hicieron que este multindicador –confeccionado por la Conference Board, una entidad privada ligada al partido Republicano- acumulase diez meses seguidos de avance.

Un síntoma de que las clases media alta y la alta –“tarjetean” menos que el resto- tenían más plata en el bolsillo fue que muchas empresas no pudieron entregar órdenes a tiempo, por falta transitoria de existencias. También le fue bien a la construcción de viviendas lujosas.

La nueva estadística acentúa la tendencia de ciertos analistas a elevar de 4,3/4,4% a casi 5% la proyección de alaza en el producto bruto interno 2004. Pero hay un detalle: en general, los indicadores de la CB –como otros privados- proyectan tendencias a tres/seis meses, no situaciones presentes. Cabe recordar que el lapso mayo-noviembre incluye la elección presidencial y, sobre todo, el tramo decisivo de una campaña que viene castigada por graves reveses en Irak y crasos errores en Palestina-Israel.

Quizá por ellos dos de los tres principales paneles bursátiles reaccionaron con frialdad. Sólo el Nasdaq –que involucra varios indicadores- subía (+1,37% en el caso del compuesto), confirmado una llamativa volatilidad.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades