Dólar: tercera semana en declive por disparidad entre tasas

Con el euro a US$ 1,014 y el dólar a menos de ¥ 120, la divisa referencial empieza a sentir las diferencias entre tasas. Tras la rebaja hecha el miércoles por la Reserva Federal, los rindes de colocaciones no compiten con los de otras monedas.

8 noviembre, 2002

Al mismo tiempo, el estancamiento de variables en la economía real de Estados Unidos se combina con los exiguos tipos de interés contra la renta de depósitos, letras y bonos en dólares. Mientras las tasas básicas están en apenas 1,25% anual –piso en 41 años-, sus competidoras alcanzan 3,17% (euribor), 4% (Banco de Inglaterra), 3,25% (Banco Central Europeo) y 2,75% (Suiza).

Si bien se trata de tipos básicos, mayoristas o referenciales, determinan el rinde de plazos fijos en cualquier sistema financiero- Dicho de otro, un certificado estadounidense a 90 días no da más de 1,4% anual en Nueva York, contra 3,75% en Londres o 3,1% en Luxemburgo.

“Los inversores no tienen interés en quedarse dentro del dólar. Tampoco los mercados de materias primas y semiprimas”, comentaba una minuta de Société Générale Asset Management. También en París, un analista de BNP-Paribas sugería ya “una canasta ponderada euro-franco suizo-yen-dólar para tarifar crudos petroleros y otros insumos críticos”. Similar idea cunde entre Hongkong y Singapur.

Al mismo tiempo, el estancamiento de variables en la economía real de Estados Unidos se combina con los exiguos tipos de interés contra la renta de depósitos, letras y bonos en dólares. Mientras las tasas básicas están en apenas 1,25% anual –piso en 41 años-, sus competidoras alcanzan 3,17% (euribor), 4% (Banco de Inglaterra), 3,25% (Banco Central Europeo) y 2,75% (Suiza).

Si bien se trata de tipos básicos, mayoristas o referenciales, determinan el rinde de plazos fijos en cualquier sistema financiero- Dicho de otro, un certificado estadounidense a 90 días no da más de 1,4% anual en Nueva York, contra 3,75% en Londres o 3,1% en Luxemburgo.

“Los inversores no tienen interés en quedarse dentro del dólar. Tampoco los mercados de materias primas y semiprimas”, comentaba una minuta de Société Générale Asset Management. También en París, un analista de BNP-Paribas sugería ya “una canasta ponderada euro-franco suizo-yen-dólar para tarifar crudos petroleros y otros insumos críticos”. Similar idea cunde entre Hongkong y Singapur.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades