Córdoba sigue con superávit, pero cada vez menor

Las cuentas públicas cordobesas presentan en el primer trimestre un superávit financiero de $794,3 millones, con ingresos por $14.462,5 millones y gastos devengados por $13.668,2 millones, según ASAP.

Si bien el comportamiento superavitario también se presenta en los Resultados Económico y Primario, durante el primer trimestre de 2015 se registra una tasa de expansión de los gastos por encima de la correspondiente a los recursos, lo que lleva a un deterioro en los indicadores de resultado (que no obstante mantienen su signo positivo) con relación a igual período de 2014, a excepción del resultado económico que exhibe una mejora.

 

El presente informe analiza la ejecución presupuestaria de la Administración General de la Provincia de Córdoba durante el primer trimestre de 2015, en continuidad con los documentos de periodicidad trimestral presentados desde 2012, consigna el informe de ejecución del presupuesto del gobierno de la provincia de Córdoba correspondiente al primer trimestre de 2015 que elaboró la Asociación Argentina de Presupuesto.

 

Para su elaboración se toma como fuente de datos la información publicada por el Ministerio de Finanzas en el sitio Web de la Provincia.

 

El Presupuesto aprobado de la Administración General de la Provincia para 2015 ocupa el quinto puesto a nivel nacional, en términos de volumen de gastos, en un ránking encabezado por los correspondientes al Estado Nacional y a la Provincia de Buenos Aires.

 

Se considera que el comportamiento interanual de las cuentas fiscales provinciales durante 2015 dependerá en gran medida del sostenimiento de las elevadas tasas de crecimiento de los recursos, tanto los propios como los de origen nacional, teniendo en cuenta que éstos últimos vienen aumentando a un ritmo menor que los primeros (revirtiendo la situación observada en igual trimestre de 2014).

 

Este desempeño de la recaudación se encuentra especialmente impulsado por los cambios tributarios realizados junto con la dinámica que presentan aquellos tributos asociados al nivel de actividad económica.

 

Por el lado de los gastos, se presume que será fuerte la incidencia del gasto en personal y de otros de características rígidas; así como la presión que ejerce un año electoral sobre aquellas partidas de carácter discrecional.

 

Además, se suma la fuerte recuperación del gasto de capital sustentada en obras públicas, fundamentalmente de carácter vial.

 

El total de recursos percibidos de la Administración General presenta un crecimiento de 30,2% con relación a igual período del año anterior. Los Ingresos Corrientes aumentan el 30,7%, mientras que los de Capital caen en apenas 0,8% i.a., siguiendo principalmente la evolución de los ingresos provenientes del Fondo Federal Solidario.

 

En cuanto a los Recursos Tributarios con los que cuenta la provincia, se advierte una estructura tributaria altamente dependiente de la dinámica de la recaudación nacional y de tributos provinciales atados al nivel de actividad económica.

 

Los recursos tributarios propios recaudados aumentan un 32,7% en la comparación interanual.

 

El Impuesto sobre los Ingresos Brutos cumple un papel determinante en la evolución de la recaudación, al explicar el 72,3% del incremento interanual verificado en el primer trimestre de 2015.

 

Pese a ello, su recaudación exhibe un moderado crecimiento de 30,6% i.a. Por el contrario, aunque con una menor participación relativa dentro del total, se destacan los ingresos provenientes del Impuesto a los Sellos, que se incrementan 48,9% i.a.

 

Algo menores resultan los aumentos de la recaudación del Impuesto Inmobiliario (34,8% i.a.) y Patente Automotor (32,0% i.a.).

 

Se infiere que la performance de estos impuestos estará influenciada por las nuevas medidas impositivas dispuestas a partir de la Ley Impositiva Provincial 2015 N° 10.250, dictadas con el objetivo de sostener la recaudación provincial, situación que también se viene reflejando últimamente en otras provincias como respuesta al posible deterioro de sus cuentas fiscales.

 

De manera complementaria, y con el mismo objetivo, se señala la emisión de una tercera serie de Documentos de Cancelación de Obligaciones Fiscales (DoCOF III), en continuidad con la aplicación en 2014 de los DoCOF II, instrumentos que permiten cancelar con algunos beneficios deuda tributaria y no tributaria vencida.

 

Por último, a estas iniciativas se sumó en noviembre de 2014 la implementación de un nuevo Régimen Excepcional de Regularización de deudas vencidas (Decreto Provincial N°1.151/14) correspondientes a los impuestos Inmobiliario (urbano y rural), Automotor, Ingresos Brutos e Impuesto de Sellos.

 

En lo que se refiere al gasto, el ritmo de expansión marca un crecimiento de 36,6%, por debajo de la variación interanual de 38,9% registrada en el primer trimestre de 2014 y del 42,0% correspondiente al cierre del ejercicio fiscal 2014.

 

Los Gastos Corrientes más dinámicos, en términos porcentuales, fueron los Bienes y Servicios (42,6% i.a), las Remuneraciones al personal (33,8% i.a.) y las Transferencias Corrientes (27,0% i.a.), explicando estos dos últimos conceptos el 88% del incremento en términos absolutos de los Gastos Corrientes.

 

El crecimiento en las Remuneraciones responde a la plena incidencia de las mejoras salariales dispuestas a lo largo de 2014 y en lo que va de 2015; mientras que en las Transferencias Corrientes se reflejan mayormente las destinadas a municipios y comunas con motivo del Régimen Provincial de Coparticipación de Impuestos, y las realizadas al sector privado por el aporte estatal a las instituciones de enseñanza privada.

 

Por su parte, se verifica un importante incremento interanual del Gasto de Capital (91,9% i.a.), que acompaña al creciente peso relativo que éste continúa adquiriendo desde 2013. El mismo se destina, fundamentalmente, a la ejecución de obras públicas de carácter vial (financiadas mediante los ingresos derivados de la Tasa Vial Provincial).

 

La relación entre la ejecución de los gastos en el primer trimestre de 2015 y el Presupuesto aprobado refleja un nivel de cumplimiento promedio de 21,0% siendo especialmente bajo el porcentaje de ejecución de los Gastos de Capital (16,7%), aunque en este último caso se registra una mejora en el ritmo de ejecución que habitualmente se presenta en esta primera parte del año.

 

Por el contrario, las Rentas de la Propiedad presentan el mayor porcentaje relativo de ejecución (23,7%), aunque con una muy escasa incidencia sobre el total, junto con las Remuneraciones al Personal (23,0%). Se observa que los montos previstos en el Presupuesto aprobado para la atención de Remuneraciones presentan incrementos porcentuales relativamente moderados con relación a las cifras de cierre del último ejercicio: sólo un 21,4% adicional al monto efectivizado durante 2014 frente al aumento salarial global promedio de 31,61% dispuesto para el año.

 

Algo similar ocurre con las Transferencias Corrientes, dado que el monto aprobado para 2015 resulta un 24,0% superior al gasto realizado por este concepto en 2014. Estos valores permiten inferir que el Presupuesto aprobado por la Legislatura será objeto de una ampliación en los próximos meses.

 

La evolución de los gastos totales a lo largo de este año estará determinada por el comportamiento de aquellas partidas de características más rígidas (como es el caso de los salarios) y de otras de carácter más discrecional que tienden a aumentar en un año electoral. Se estima que se mantendrá la recuperación que presenta el Gasto de Capital, cuya dinámica está sustentada en parte por el financiamiento proveniente de la Tasa Vial Provincial.

 

El análisis por finalidad y función permite apreciar porcentajes de ejecución dispares respecto al promedio. Así, mientras que las finalidades Deuda Pública y Servicios Económicos (27,9% y 23,2%, respectivamente) presentan los mayores porcentajes relativos; los Servicios de Seguridad y Justicia y la Administración Gubernamental registran un desempeño más moderado (21,6% y 21,3%), siendo el menor porcentaje de ejecución el correspondiente a los Servicios Sociales (20,3%).

 

A su vez, desde el punto de vista de las variaciones porcentuales interanuales se destaca el crecimiento de la finalidad Servicios Económicos (77,7%), en donde los mayores porcentajes, como fuera comentado, le corresponden a las funciones Energía, Combustibles y Minería y Transporte, reflejando ésta última la inversión en infraestructura vial.

 

En términos absolutos, las finalidades Servicios Sociales, Administración Gubernamental y Servicios Económicos explican, en conjunto, más del 90% del aumento interanual en el primer trimestre de 2015.

 

En cuanto a la clasificación institucional, el 88,0% del total del gasto realizado durante el primer trimestre de 2015 se concentra en siete jurisdicciones de la Administración General: Ministerio de Educación, jurisdicción Gastos Generales de la Administración, Ministerio de Gobierno y Seguridad, Ministerio de Salud, Ministerio de Finanzas, Poder Judicial y Ministerio de Infraestructura.

 

En la mayoría de ellos, repercute especialmente la atención de gastos salariales. Las transferencias a municipios y comunas explican también el nivel de gasto de la jurisdicción Gastos Generales de la Administración; mientras que en el Ministerio de Infraestructura y en el Ministerio de Finanzas predominan el comportamiento del gasto de capital asociado a obras viales y a los aportes a la Agencia Córdoba de Inversión y Financiamiento S.E.M., respectivamente.

 

La distribución de recursos a municipios y comunas, de acuerdo a la coparticipación provincial, reproduce en gran medida la dinámica de la recaudación provincial y del desempeño de los impuestos nacionales asociados, los cuales conforman la masa coparticipable de libre disponibilidad.

 

En el período bajo análisis, los recursos coparticipados por la Provincia representan el 84,6% con un crecimiento interanual de 24,4%. A ellas se suman también los aumentos en los fondos administrados por la Provincia, en especial el Fo.FiN.DeS. y el FASAMU.

 

Así, el incremento interanual del conjunto de transferencias en el primer trimestre de 2015 es de 23,0% (unos $347,2 millones más que en iguales meses de 2014) mostrando una fuerte desaceleración respecto al 43,8% i.a. verificado en igual período de 2014 y al 39,7% i.a. registrado al finalizar el último ejercicio.

 

El stock de deuda pública consolidada al 31 de marzo de 2015 (incluyendo la deuda de la Agencia Córdoba Inversión y Financiamiento SEM, ACIF) alcanza los $14.882,0 millones y la deuda flotante los $4.477,5 millones (de los cuales $1.404,4 millones corresponden a obligaciones impagas del ejercicio 2014). En 2014, la deuda creció 8,1%, siguiendo la evolución de la deuda de ACIF (que se incrementó un 22,4%) y en el primer trimestre de 2015, la misma aumentó en apenas 2,0%.

 

Entre los principales acreedores, se encuentra el Gobierno Nacional con el 35,1% del stock de deuda pública total y los acreedores de la ACIF, que representan el 51,5% del total en el primer trimestre de 2015.

 

Con respecto al primero, el monto corresponde casi íntegramente al saldo por refinanciación de deudas con la Nación, en el marco del Programa de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas.

 

En menor medida se encuentra la deuda originada en Títulos Públicos (BONCOR 2017, BONCOR II y los Títulos de Deuda a 360 días Series I y II emitidos en 2012), la contraída con instituciones financieras y los préstamos de Organismos Internacionales (BID y BIRF).

 

Por último, la ejecución consolidada de la Administración Pública No Financiera durante el primer trimestre de 2015, arroja un Resultado Financiero positivo de $1.456,6 millones.

 

Sobre este monto, impacta mayormente el superávit registrado en las cuentas de la Administración General por lo que el comportamiento de los recursos y gastos totales está determinado por la dinámica que presenta este sector.

 

La Administración General realiza transferencias a los otros dos sectores (contribuciones figurativas) por un monto de $1.283,2 millones, de los cuales $1.163,3 millones corresponden a los aportes a las cuatro Agencias mencionadas, especialmente la ACIF.

 

Del mismo modo, la Caja de Jubilaciones, Retiros y Pensiones recibe aportes por $119,9 millones.

 

De no contemplar tales transferencias, el superávit de la Administración General sería de $2.077,5 millones y el de las Instituciones de la Seguridad Social de $138,1 millones.

 

En cambio, los Organismos Descentralizados exhibirían un déficit financiero de $759,0 millones.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades