Caen los bonos de WeWork

La compañía está en problemas desde que aplazó su oferta pública inicial.

Después de que WeWork aplazara su propia salida a Bolsa por temor a sufrir pérdidas y que su calificación de crédito cayera casi al nivel basura, los bonos de WeWork – convencimiento en 2025—cayeron drásticamente en las últimas semanas.

 

Más de US$ 67 millones de los US$ 669 millones de la deuda corporativa de la compañía está en préstamo, según IHS Markit. Eso significa una “posición corta”, o bajista, que suele ser utilizada por los inversores cuando creen que la empresa o en el que quieren invertir se va a depreciar en el corto o largo plazo.

 

El año pasado, cuando se esperaba que la compañía lograra nueva financiación del SoftBank , la noticia atrajo a gran númeroi de vendedores cortos a la deuda de WeWork.

 

La compañía está en problemas desde que desistió de anticipar su oferta pública y ssu cofundador y CEO Adam Neumann cesó en su cargo de jefe de la organización. Los inversores institucioales plantean serias dudas sobre el modelo de negocios, sobre el control ejercido por Neumann y la venta de sus acciones.

 

Los dos ejecutivos instalados para reemplazarlo – Artie Minson y Sebastian Gunningham – ya están trabajando para asegurar una nueva línea de financiación.

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades