Salud: la gran promesa de los dispositivos wearable

Con la aceptación que han tenido entre el público consumidor, estos dispositivos pueden mejorar los resultados de la medicina.

18 febrero, 2020

Según una investigación realizada por Business Insider Intelligence más de 80% de los consumidores se muestran dispuestos a usar tecnología fitness.

 

Esta creciente demanda de wearables ha creado un mercado floreciente y ahora muchas compañías ven las ventajas de brindarla a sus empleados.

 

¿Qué es tecnología wearable de salud)

 

La tecnología wearable en salud incluye dispositivos electrónicos que las personas pueden usar, como Fitbits y relojes smart y están pensados para recoger datos de la salud personal y el ejercicio físico del usuario.

 

El uso de wearables en Estados Unidos creció de 9% en 2014 a 33% en 2018 según Accenture. Este crecimiento de la demanda, que muestra el interés de las personas en llevar el control de su propia salud, incluye en la medicinas, en las aseguradoras, en los proveedores de salud y en la industria tecnológica para desarrollar cada vez más dispositivos.

 

Una de las formas más simples de tecnología wearable son las pulseras con sensores que registran la actividad física y el ritmo cardíaco del usuario. Brindan recomendaciones sincronizándose con otros dispositivos del mismo usuario.

Los relojes inteligentes al principio solo daban la hora y contaban pasos. Ahora se han transformado en herramientas de salud clínicamente viables. Apple sacó en 2017 la app Apple Heart Study para controlar los ritmos cardíacos y alertar a los que estaban experimentando fibrilación atrial.

La compañía acaba de sacar el “Movement Disorder API” para ayudar a los investigadores a reunir conocimientos sobre la enfermedad del Parkinson.

 

Los smartwatches permiten a los usuarios realizar tareas que normalmente se hacen en el teléfono celular – como leer notificaciones, enviar mensajes y realizar llamadas – mientras simultáneamente registran la actividad física y controlan las mediciones de salud.

 

Monitores ECG

 

Los monitores wearable ECG son la última tecnología de la electrónica para el consumidor y lo que los distingue de los relojes es su capacidad para medir electrocardiogramas, o sea ECG.

Monitores para medir la presión sanguínea

 

Omron Healthcare sacó en 2019 el HeartGuide, el primer monitor wearable para medir la presión. Aunque parece un Smartwatch, mide la presión de todas las actividades diarias, como los pasos que se dan, la distancia recorrida y las calorías quemadas.

 

Biosensores

 

Son dispositivos médicos radicalmente diferentes de los relojes y las pulseras. El biosensor Philips wearable es un parche audoadhesivo que permite que recoge información mientras los pacientes están en movimiento: latidos, respiración, temperatura. Una investigación realizada en el Augusta University Medical Center que el uso de este dispositivo permitió una reducción de 89% en el deterioro cardíaco de los pacientes. Esto demuestra la posibilidad que tienen los wearables de mejorar los resultados de la medicina.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades