Un buen líder es también un buen lector

La fuerza laboral se vuelve cada vez más joven; en ese contexto, un buen líder debe nutrirse con las mejores opiniones y tendencias del mercado para no quedarse atrás.

<p>&nbsp;Las empresas tienen, cada vez m&aacute;s, empleados j&oacute;venes. Son dos generaciones las que, de a poco, se est&aacute;n involucrando m&aacute;s en las empresas: la del milenio, que asciende posiciones, y la G, aquellos nacidos despu&eacute;s de 1994. &iquest;C&oacute;mo pueden los jefes adaptarse a este contexto cambiante, en el que las tecnolog&iacute;as marcan la interacci&oacute;n laboral? F&aacute;cil: leyendo.</p>
<p>Un buen l&iacute;der es tambi&eacute;n un buen lector. Leer y aprender de los pares dentro y fuera de la industria permite crecer como empleado, emprendedor, due&ntilde;o y l&iacute;der de tres maneras:</p>
<p><strong>1) Ayudan a recordar lecciones aprendidas</strong></p>
<p>Es importante volver sobre lecturas pasadas porque ayudan a recordar lecciones aprendidas. No es un mal h&aacute;bito releer los t&iacute;tulos que m&aacute;s han impactado en la manera de pensar: tal vez encuentre cosas nuevas. Releer es importante porque ayuda a mantener frescos conceptos importantes.</p>
<p><strong>2) Impone desaf&iacute;os</strong></p>
<p>Es Inclusive importante volver a los libros con los que se coincide solo en parte, para ver por qu&eacute; siguen desafiando opiniones a priori. En todos los casos, releer impulsa a repensar desde un &aacute;ngulo distinto.</p>
<p><strong>3) Proveen una oportunidad para relacionarse</strong></p>
<p>En miles de conversaciones, los libros ayudan como referencia o para relacionarse con las opiniones de otras personas. Es importante, entonces, aprovechar al m&aacute;ximo el material que se est&aacute; leyendo: tome notas y comp&aacute;rtalas con su equipo de trabajo (implemente una bandeja de &ldquo;Material para leer&rdquo;); si aparece el debate, estimulelo y, en &uacute;ltima instancia, si tiene una decisi&oacute;n operativa que tomar y necesita justificarla, nunca vendr&aacute; mal citar como referencia un buen libro.</p>
<p>Si se piensa a si mismo como una persona que simplemente &ldquo;no tiene tiempo para leer&rdquo;, la primera pregunta que deber&iacute;a hacerse es por qu&eacute;. Inmediatamente el segundo paso deber&iacute;a ser actuar: si no tiene tiempo, inv&eacute;ntelo, use los peque&ntilde;os huecos al final del d&iacute;a para leer alg&uacute;n articulo o use el tiempo muerto en el transporte p&uacute;blico para actualizarse. Si es un l&iacute;der dentro de una organizaci&oacute;n, no puede no hacerlo.</p>
<p>&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades