Time Warner empieza a desprenderse de America Online

En pocas semanas, el directorio de AOL Time Warner resolverá si eliminar del nombre la sigla AOL. Es decir, America Online. Algunos analistas creen que será el principio del fin para una frustrante fusión.

14 agosto, 2003

“Fue un matrimonio vergonzoso y caro. Se entregó un gigante en medios de comunicación –señalaba un comentario del “Financial Times”- a cambio de un proveedores de servicios en Internet por demás sobrepreciado”. Cuando empezó, la fusión “valía” US$ 160.000 millones pero, al completarse, había descendido a 106.000 millones.

Los accionistas de America Online hicieron un gran negocio a tiempo. Después, se supo que la empresa había asentado ingresos en forma irregular. Hoy continúa investigada por la Comisión Federal de Valores y la justicia en Estados Unidos.

Al margen de malas costumbres contables, AOL tiene otro serio problema. Su liderazgo dependía del acceso telefónico a la Red pero, en la actualidad, las conexiones por otros canales y la banda ancha la obligan a recobrar abonados perdidos o reclutar usuarios nuevos.

La “gran esperanza” en tiempos de la fusión (2000/1) –las puntocom- ya eran historia al integrarse el conglomerado. “Las sinergias no funcionaron –sostiene el periódico inglés- y hoy el grupo depende de los productos Time Warner”. Por ahora, éste no tiene necesidad de vender AOL pero, por las dudas, tal vez la borre de la razón social.

“Fue un matrimonio vergonzoso y caro. Se entregó un gigante en medios de comunicación –señalaba un comentario del “Financial Times”- a cambio de un proveedores de servicios en Internet por demás sobrepreciado”. Cuando empezó, la fusión “valía” US$ 160.000 millones pero, al completarse, había descendido a 106.000 millones.

Los accionistas de America Online hicieron un gran negocio a tiempo. Después, se supo que la empresa había asentado ingresos en forma irregular. Hoy continúa investigada por la Comisión Federal de Valores y la justicia en Estados Unidos.

Al margen de malas costumbres contables, AOL tiene otro serio problema. Su liderazgo dependía del acceso telefónico a la Red pero, en la actualidad, las conexiones por otros canales y la banda ancha la obligan a recobrar abonados perdidos o reclutar usuarios nuevos.

La “gran esperanza” en tiempos de la fusión (2000/1) –las puntocom- ya eran historia al integrarse el conglomerado. “Las sinergias no funcionaron –sostiene el periódico inglés- y hoy el grupo depende de los productos Time Warner”. Por ahora, éste no tiene necesidad de vender AOL pero, por las dudas, tal vez la borre de la razón social.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    [honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

    Revista Mercado