Musk debe renunciar como presidente de Tesla

También deberá pagar una multa de US$ 20 millones pero seguirá siendo CEO.

El chiste que se mandó el 7 de agosto cuando anunció por Twitter que tenía todo arreglado para volver a hacer privada la compañía Tesla le salió caro: una multa y la presidencia del directorio.

 

Las acciones cayeron 14% el viernes cuando, en su enfrentamiento con los reguladores de la SEC, Elon Musk se negaba a aceptar un arreglo. Pero durante el fin de semana recapacitó y aceptó pagar la multa y abandonar la presidencia del directorio por tres años. Así se salvó, y se salvaron los accionistas, de que lo desterraran completamente de la compañía que fundó.

 

Su capitulación durante el fin de semana debería reducir la presión sobre las acciones de la compañía, cuando se expandía el temor de que desapareciera completamente del grupo. “Su persona representa de 25 a 40% del valor de la firma”, dijo John Coffee, profesor de la Escuela de Abogacía de la Columbia University.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades