La moda del teléfono con pantalla quebrada

Entre adolescentes y universitarios el teléfono celular con la pantalla quebrada se ha convertido en el equivalente del jean roto. Todo se dificulta con el vidrio en telaraña, pero no importa.  

Es parte del atractivo, como lo fueron los jeans rasgados o el cabello sin lavar y las caras sin afeitar. Algunos jóvenes dicen que la pantalla rajada les da una especie de crédito, como que han atravesado momentos de la vida real. Es subversivo y se ha puesto de moda.

Siempre se trata de lo mismo con los adolescentes: buscan definir su identidad. En esta generación, la busqueda permanente de independencia y diferenciación está personificada por el delgado aparatito que además ocurre que contiene ten su interior toda la vida social del adolescente.

“Es la tendencia, porque no vamos a salir corriendo a hacerlos arreglar” explica Lofton, de 23 años, quien trabaja en una librería en Bethesda, Maryland. “Una pantalla quebrada es como una cicatriz realmente “cool”.

“Además, es buenísimo para iniciar una conversación,” acota su amiga y compañera de trabajo Samantha Lasky, también de 23 años.

¿Por ejemplo?

“¿Qué le pasó a tu teléfono? …”

Lofton y Lasky, ambos graduados en psicología, dicen que las pantallas rotas con una “forma de autoexpresión”. Muestran que además hay sitios que venden protectores de pantalla que simulan vidrio roto, pero aclaran que no eso no es tan bueno como la “verdadera” pantalla quebrada. Pero son divertidas y se usan para engañar a los padres.

Una variación de eso es la cubierta del teléfono con apariencia de golpes, que se puede lograr coloreando las quebraduras.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades