En Silicon Valley la guerra fría no es algo del pasado

En el mundo de la tecnología se habla de difundir temor, incertidumbre y duda. En una industria donde una idea puede cambiar el destino de una empresa, el secreto se cuida como un preciado tesoro y la paranoia afecta a todos.

<p>Silicon Valley es, seg&uacute;n&nbsp;los que siguen de cerca la vida cotidiana de la zona, una incubadora de animosidad. Podr&iacute;a caberle la misma definici&oacute;n que alguien en Argentina dedic&oacute; una vez a la ciudad de La Plata: lugar de amigos gravosos y de enemigos gratuitos. Y es una fuente de animosidad por la misma raz&oacute;n que es una fuente de innovaci&oacute;n:&nbsp;un mundo peque&ntilde;o poblado por gente que quiere demostrar lo inteligente que es. Las fronteras entre mercados son vagas y transitorias. Las empresas oscilan entre amistad y enemistad. El ritmo de la innovaci&oacute;n es tan r&aacute;pido que es dif&iacute;cil determinar qui&eacute;n fue el primero en tener determinada idea. <br />
<br />
Dicen que una vez Steve Jobs respondi&oacute; a la acusaci&oacute;n de que hab&iacute;a &ldquo;tomado prestada&rdquo; la idea de otra persona con una cita&nbsp;que atribuy&oacute; a&nbsp;Pablo Picasso: &ldquo;Los buenos artistas copian, los grandes artistas roban&rdquo;.&nbsp; El &uacute;ltimo ejemplo de este delicado equilibrio entre amigos y enemigos&nbsp;son Apple y Google . Hasta hace muy`poco eran&nbsp;tan amigas que Eric Schmidt, jefe de Google, bromeaba diciendo que deb&iacute;an fusionarse y llamarse <em>AppleGoo</em>. Ahora est&aacute;n enfrentadas en todo lo que hacen..</p>
<p>&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades