El problema de los que trabajan en solitario

La crisis de los últimos años ha dejado a Estados Unidos con un panorama laboral completamente diferente. Las empresas preocupadas por los costos fijos dudan en contratar empleados y optan por los colaboradores externos.

<p><strong>Una nueva forma de definir carrera</strong></p>
<p>Monica McGrath, consultora sobre temas de liderazgo, recomienda un especio dedicado en el hogar o una oficina compartida – no la confitería que está llena de distracciones. "si uno opta por un trabajo en la casa, es fácil suponer que todo lo que necesita es un teléfono y un escritorio. Lo que se necesita en realidad es una nueva forma de definir su carrera”, dice. “Sin la estructura de la oficina, los trabajadores solitarios sucumben a la distracción de la ropa para lavar, las mascotas, los vecinos, los amigos que buscan compañía, el aburrimiento y otros tipos de demandas. Lo cierto es que si uno está trabajando, no puede lavar la ropa”.<br />
<br />
Para los trabajadores independientes, las barreras entre trabajo y vida privada pueden desdibujar no sólo el espacio sino el tiempo. Como a estos independientes generalmente se les paga por trabajo realizado, generalmente terminan trabajando más tiempo. <br />
<br />
Manejar el tiempo personal, el espacio y la motivación es sólo el primer paso. Los trabajadores solitarios también tienen que trabajar para mantenerse en el radar de otra gente mientras luchan contra la percepción equivocada de mucha gente de que no están trabajando de verdad. <br />
<br />
"Hay una sensación de ilegitimidad en todo esto," dice la socióloga Debra Osnowitz, los trabajadores hogareños tienen que hacer un esfuerzo adicional para comunicar que el trabajo se está haciendo. El que no los vean significa que se deben hacer notar. En realidad, cuanto más los ven, más creen que están trabajando o que son valiosos, especialmente cuando se trata de tareas no fácilmente medibles. <br />
 </p>

<p>Para los trabajadores, el paisaje cambi&oacute; de una oficina abarrotada de gente a la soledad de la casa propia. Mucha gente hoy se conecta diariamente con su trabajo desde un rinc&oacute;n de su casa, desde una oficina propia o desde la mesa de un caf&eacute;. Para algunos, es un sue&ntilde;o hecho realidad. Para otros, no tanto. <br />
<br />
&quot;Es m&aacute;s f&aacute;cil trabajar cuando a nuestro alrededor todos trabajan,&quot; dice maurice Schweitzer, profesor en Wharton. &ldquo;Sin una oficina, uno tiene que crear toda la estructura uno mismo&rdquo;. Para los trabajadores solitarios, recrear el ambiente laboral implica m&aacute;s que tener una laptop y un tel&eacute;fono. Deben hacerse responsables de su propia imagen profesional, de su capacitaci&oacute;n y de su motivaci&oacute;n diaria, tambi&eacute;n de aprovechar las oportunidades de la red de conocidos, opinan expertos en Wharton. Si no lo hacen, corren el riesgo de perder importantes conexiones sociales y posiblemente de crecer y avanzar en su carrera. <br />
<br />
Las empresas tambi&eacute;n deben cuidarse de ese vac&iacute;o. A pesar el aparente ahorro de costos que permiten los trabajadores externos, las conexiones remotas podr&iacute;an provocar confusiones y amenazar la productividad en el largo plazo. <br />
No se sabe con claridad c&oacute;mo trabajan en solitario muchos norteamericanos. Seg&uacute;n la Freelancers Union (con sede en Nueva York) los trabajadores independientes constituyen alrededor de 30% de la fuerza laboral, aunque esta cifra no incluye a los que forman parte de la compa&ntilde;&iacute;a y se comunican con ella diariamente v&iacute;a Internet. Adem&aacute;s, muchos trabajadores independientes trabajan en oficinas con otra gente. <br />
<br />
Estar f&iacute;sicamente separados de sus compa&ntilde;eros crea desaf&iacute;os tanto interna como externamente, opinan los expertos de Wharton. Uno de los m&aacute;s b&aacute;sicos: sin oficina claramente diferenciada, se hace m&aacute;s dif&iacute;cil para algunos encontrar un equilibrio entre trabajo y juego. El aislamiento plantea el tema de c&oacute;mo manejar las barreras entre trabajo y el resto de nuestra vida&rdquo; seg&uacute;n Stewart Friedman, quien estudia c&oacute;mo integran los l&iacute;deres las cuatro &aacute;reas, de trabajo, vida, comunidad y yo. Para los independientes, trabajar desde la casa puede resultar m&aacute;s productivo que trabajar en la oficina porque los libera de distracciones y les permite trabajar como quieran. Para otros, la vida hogare&ntilde;a les traba el camino. &ldquo;uno tiene todo tipo de otras actividades que podr&iacute;an distraernos del trabajo. Entonces &iquest;c&oacute;mo concentrar la atenci&oacute;n en las cosas que importan, cuando importan? Hay que tener un mayor sentido de disciplina para crear esas fronteras.&quot; <br />
<br />
Alguna gente necesita m&aacute;s barreras que otras, se&ntilde;ala Nancy Rothbard, profesora de management en Wharton especializada en estudiar c&oacute;mo la gente mezcla o separa su trabajo de su vida personal. &ldquo;En realidad la gente tiene diferentes preferencias sobre c&oacute;mo manejar esas barreras&rdquo;, dice. &ldquo;Hay algunos que prefieren desdibujar la separaci&oacute;n entre lo personal y lo profesional, que les gusta integrar los dominios del trabajo y la vida privada. En el otro extremo est&aacute;n los que quieren tener ambas cosas bien separadas. Para este &uacute;ltimo grupo, trabajar en su casa ser&iacute;a un desastre, a&ntilde;ade Rothbard. <br />
<br />
&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades