El fin de Carlos Ghosn

El gobierno francés pide que destituyan al CEO de Renault.

El gobierno francés ha pedido que se destituya a Carlos Ghosn como presidente y CEO de Renault, miembro de la allianza con Nissan y Mitsubishi Motor. Renault se había negado a seguir a sus dos socias japonesas cuando hace dos meses echaron, detuvieron y enviaron a prisión al directivo francés. Francia es el inversor más grande en Renault, que fue tomada por sorpresa cuando las autoridades japonesas actuaron ante las acusaciones de inconducta financiera de Ghosn durante largos años en Nissan.

Por televisión, el ministro de finanzas francés, Bruno Le Maire, dijo que en esta nueta etapa hace falta un nuevo gobierno para Renault.

Un frupo de funcionarios franceses – entre ellos un miembro del directorio de Renault – viajaron a Tokio para discutir el futuro de la sociedad Renault-Nissan. El arresto de Ghosn en el aeropuerto Haneda de Tokio,en noviembre del año pasado, sacudió los cimientos de la alianza automotriz más grande del mundo y dejó el interrogante de si la sociedad sobrevivirá a esta caída.

Es probable que en los próximos días se reúna el directorio de Renault para buscar un reemplazo. Circula la versión de que todo este movimiento se vio acelerado esta semana, cuando Ghosn no consiguió la fianza que buscaba, lo cual hace pensar en un tiempo largo de encarcelamiento que le impedirá continuar con sus actividades en Renault.

Si bien sus abogados apelaron este último rechazo de fianza, ya reconocieron que su defendido podría quedar en custodia hasta el juicio, que podría ser dentro de seis meses.

Ghosn está acusado de malversación de fondos y de transferir sus deudas personales a la automotriz.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades