Prince y su enojo con Internet

Internet trajo muchas cosas buenas pero también trajo la piratería musical, que significó para muchos músicos una pérdida increíble de ganancias por venta de discos. Era un artista de gran calidad que pensaba que la música buena se debe pagar.

El ícono puso mucho cuidado en elegir los servicios online que tenían acceso a su música.El cantante súperstar escribió música tan original y de última generació que encandiló a muchas generaciones, pero tenía serios agravios con la generación de internet que, decía, se había acostumbrado a la música barata y gratuita.

El núsico, que murió el jueves a los 57 años en circunstancias aun no del todo esclarecidas, dejó muuy poca de su música en Internet. En You Tube hay poco y en Spotify nada. Sus álbumes sí se pueden comprar en tidel y en iTunes. No daba la licencia de su música a mucha gente y el año pasado retiró muchos temas de una serie de servicios de streaming.

Era ácido crítico de la piratería en Internet y en 2014 hizo juicio a 22 personas acusándolas de brindar acceso online no autorizado a sus presentaciones. Recibió tantas críticas que abandonó el juicio, pero en realidad, explicó su abogado, la decisión fue tomada cuando los piratas retiraron el material de sus listas.

De todos modos, Prince era un músico techie que al comenzar el milenio lanzó un sitio llamado NPG Music Club, donde sus fans podían acceder a su música mediante una suscripción paga. Pero según él, a partir de 2010, la piratería “pudrió todo”

Era una artista de gran calidad que pensaba que el arte bueno se debe pagar.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades