Capitalización de filiales argentinas

Una veintena de multinacionales, principalmente bancos y empresas automotrices, capitalizaron a sus filiales argentinas con 2.123 millones de dólares, para ayudarlas a sobrevivir en medio de la grave crisis económica que afecta al país.

13 noviembre, 2002

Quienes hicieron los mayores aportes fueron los bancos, que en
conjunto aportaron 714,5 millones de dólares, seguidos por el
sector automotor, con 609,7 millones, y luego el aerocomercial,
con 337 millones, de acuerdo con un relevamiento publicado por un
matutino porteño.

Estos aportes, en muchos casos, no implicaron el ingreso de
dinero fresco, según explicó el analista de Standard & Poor´s
Gabriel Caracciolo.

“A los bancos no entró un sólo dólar, la mayor parte de las
capitalizaciones se destinaron a convertir las deudas de las
filiales con las casas matrices en capital como una manera de
reforzar el patrimonio”, puntualizó Caracciolo.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Fábricas de
Automotores, Juan Manuel Lardizábal, destacó que ninguna empresa
del sector se fue del país, pese a estar operando a sólo el 15 por
ciento de la capacidad instalada.

En este sentido, subrayó que las casas matrices capitalizaron
sus filiales, “y pese a la crisis mantuvieron los excedentes
laborales con suspensiones durante más de tres años”.

El mayor aporte de capital lo hizo la española Marsans en
Aerolíneas Argentinas, con un desembolso de 337 millones de
dólares, seguida por Renault con 300 millones.

Luego se ubicaron dos bancos, el HSBC y el BBVA, con 270 y 209
millones de dólares, seguidos por la compañía de computación IBM,
con 182 millones.

A continuación se ubicaron el banco Santander, con 161,5
millones de dólares, General Motors (155), Unilever (110) y
Peugeot (100), entre aquellas que recibieron aportes de al menos
100 millones de dólares, según se señaló en la nota.

Quienes hicieron los mayores aportes fueron los bancos, que en
conjunto aportaron 714,5 millones de dólares, seguidos por el
sector automotor, con 609,7 millones, y luego el aerocomercial,
con 337 millones, de acuerdo con un relevamiento publicado por un
matutino porteño.

Estos aportes, en muchos casos, no implicaron el ingreso de
dinero fresco, según explicó el analista de Standard & Poor´s
Gabriel Caracciolo.

“A los bancos no entró un sólo dólar, la mayor parte de las
capitalizaciones se destinaron a convertir las deudas de las
filiales con las casas matrices en capital como una manera de
reforzar el patrimonio”, puntualizó Caracciolo.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Fábricas de
Automotores, Juan Manuel Lardizábal, destacó que ninguna empresa
del sector se fue del país, pese a estar operando a sólo el 15 por
ciento de la capacidad instalada.

En este sentido, subrayó que las casas matrices capitalizaron
sus filiales, “y pese a la crisis mantuvieron los excedentes
laborales con suspensiones durante más de tres años”.

El mayor aporte de capital lo hizo la española Marsans en
Aerolíneas Argentinas, con un desembolso de 337 millones de
dólares, seguida por Renault con 300 millones.

Luego se ubicaron dos bancos, el HSBC y el BBVA, con 270 y 209
millones de dólares, seguidos por la compañía de computación IBM,
con 182 millones.

A continuación se ubicaron el banco Santander, con 161,5
millones de dólares, General Motors (155), Unilever (110) y
Peugeot (100), entre aquellas que recibieron aportes de al menos
100 millones de dólares, según se señaló en la nota.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades