Bicicletas Olmo: A rodar la vida

En más de medio siglo de vida la legendaria marca de bicicletas atravesó rutas, caminos de tierra y las calles de la ciudad hasta alcanzar hoy su momento de mayor consolidación. Por Mauro Maciel. 

La historia cuenta que Olmo nació en Morón, localidad bonaerense situada al oeste del conurbano, y que existe gracias a un grupo de industriales del gremio de las bicicletas que decidió, en la década del 50 del siglo pasado, registrar el nombre. Así de breve, aunque no tan simple, fue la primera etapa de su vida.

 

La segunda etapa se inició algunos pocos años más tarde, en 1974, cuando la marca fue comprada por un fabricante que ya producía las bicicletas Gala y Minigala y dio inicio a su expansión comercial. Olmo comenzó a venderse con gran aceptación en bicicleterías, canal al que se sumaron las casas de artículos para el hogar, un concepto que resultó innovador para la época. En los años 80 la marca alcanzó su mayor punto de fama a la par de la gloria deportiva que consiguió el ciclista argentino Marcelo Alexandre, multicampeón y líder del equipo de ruta Olmo. En aquellos años además se construyó y puso en marcha una nueva planta modelo.

 

Entre 1990 y 1995 una severa crisis llevó a Olmo a la quiebra, que fue parte del proceso de cambio y transición a la fase posterior. Fue también la entrada en escena de dos industriales del gremio que en 1999, tras la compra de los bienes inmuebles y marcas en remate judicial, deciden relanzar y poner nuevamente en valor a Olmo. A ellos se unieron nuevos integrantes con quienes conformaron la sociedad que administra en la actualidad a la empresa. Esta tercera y última etapa ha puesto el foco en el diseño y la calidad de los productos.

 

En su largo recorrido Olmo se ganó un amplio reconocimiento del mercado, pese a las transformaciones, las crisis y la competencia de productos importados de prestigio mundial. “En Olmo ofrecemos productos confiables e innovadores que se distinguen por la calidad y el diseño”, dice su director, Sergio Berman. “Hemos introducido varias innovaciones y cubrimos el mayor espectro de modelos para niños, jóvenes y adultos, hombres y mujeres, y para todos los estilos de ciclismo”.

 

Así como en los 80 fue un acierto acompañar a Alexandre, desde 2005 Olmo es sponsor de un equipo de corredores de MTB (la disciplina de mountain bike), que participa en las principales competencias del país, Juegos Panamericanos y campeonatos mundiales.

 

Hoy la empresa, que nació y vivió durante gran parte de su trayectoria como una organización familiar, funciona con mentalidad profesional, como consecuencia de incorporaciones claves. “Desde principios de 2011, han sido varias las incorporaciones y proyectos que responden a mejorar la gestión y la calidad de nuestros productos de forma profesional. Por un lado, trabajamos en capacitaciones para directores, gerentes, supervisores y mecánicos. Lo mismo con ingenieros industriales, para diseñar mejores prácticas productivas, aggiornar nuestro equipamiento y definir controles de calidad”.

 

Berman habla de la creación yel desarrollo de las áreas de Recursos Humanos, Marketing, Diseño Industrial y Calidad y Servicio Técnico, que le ha permitido a Olmo, entre otras cosas, fortalecer la relación con los empleados, implementar estrategias de planificación comercial y emplear nuevas herramientas de venta, desarrollar productos con foco en aspectos ergonómicos y brindar asistencia técnica al cliente.

 

En un mercado con una demanda creciente en los conglomerados urbanos, donde cada vez son más los usuarios que adoptan la bicicleta como medio de transporte diario, Olmo produce en la actualidad 40.000 bicicletas anuales. “Trabajamos muy fuerte en el desarrollo de nuestra línea urbana -dice Berman- que nos permita abastecer las nuevas necesidades. Luego de varios años de un mercado maduro y estable, se ha generado un crecimiento que tiene raíces culturales y de tendencia, que se suman a planes que facilitan la compra, tales como créditos del Banco Ciudad o Ahora 12”.

 

Berman habla de un crecimiento muy positivo en el área metropolitana Buenos Aires y menos acentuado en el interior del país. “Estimamos que en el primer caso la suba es de un 10-15 %. No obstante, nuestras ventas y participación de mercado crecieron por encima de ese valor, ya que el proceso de expansión comenzó antes de este fenómeno y lo sostuvimos”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades