Acuerdo de productores de vino

El convenio tiene como fin poner reglas claras que permitan controlar las actividades dominantes de los productores tradicionales y permitir el desarrollo de los emergentes.

2 noviembre, 2000

(EFE).- Los nuevos países productores de vinos negocian un acuerdo de aceptación mutua de prácticas enológicas que permitirá mejorar la competitividad del sector, informó hoy, miércoles, el ministerio chileno de Relaciones Exteriores.

El director de Asuntos Multilaterales de la Dirección Económica de la Cancillería, Mario Matus, señaló que el convenio permitirá “controlar” el avance de los productores tradicionales y fomentará el desarrollo de los llamados emergentes.

En este sentido, el acuerdo incluirá a productores de los Estados Unidos, Australia, Canadá, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Australia, la Argentina, Uruguay y Chile.

La negociación del convenio comenzó en 1998, pero sólo en la pasada reunión de Sonoma (California) lograron consensuar en gran medida el documento final.

Matus afirmó que las conversaciones están en su etapa final.

La exportación de vinos ha sido unas de las actividades que mayor desarrollo ha tenido en la última década en Chile, con tasas de crecimiento anual de 30%.

En 1999, las ventas superaron los US$ 500 millones, cifra récord para el país.

Este año se espera sobrepasar los US$ 600 millones, y los US$ 670 millones en 2001.

Los principales compradores de vinos chilenos se concentran principalmente en los Estados Unidos, el Reino Unido, Japón, Canadá y Alemania.

Estos países consumen preferentemente las cepas “tintas”, que han dado fama a los caldos chilenos, como el cabernet sauvignon y más recientemente el merlot y el pinot.

A pesar de la importancia del acuerdo para la cancillería, los productores de importantes “viñas boutique”, de producción pequeña y destinada básicamente a la exportación, temen que el convenio perjudique su carácter único y particular.

(EFE).- Los nuevos países productores de vinos negocian un acuerdo de aceptación mutua de prácticas enológicas que permitirá mejorar la competitividad del sector, informó hoy, miércoles, el ministerio chileno de Relaciones Exteriores.

El director de Asuntos Multilaterales de la Dirección Económica de la Cancillería, Mario Matus, señaló que el convenio permitirá “controlar” el avance de los productores tradicionales y fomentará el desarrollo de los llamados emergentes.

En este sentido, el acuerdo incluirá a productores de los Estados Unidos, Australia, Canadá, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Australia, la Argentina, Uruguay y Chile.

La negociación del convenio comenzó en 1998, pero sólo en la pasada reunión de Sonoma (California) lograron consensuar en gran medida el documento final.

Matus afirmó que las conversaciones están en su etapa final.

La exportación de vinos ha sido unas de las actividades que mayor desarrollo ha tenido en la última década en Chile, con tasas de crecimiento anual de 30%.

En 1999, las ventas superaron los US$ 500 millones, cifra récord para el país.

Este año se espera sobrepasar los US$ 600 millones, y los US$ 670 millones en 2001.

Los principales compradores de vinos chilenos se concentran principalmente en los Estados Unidos, el Reino Unido, Japón, Canadá y Alemania.

Estos países consumen preferentemente las cepas “tintas”, que han dado fama a los caldos chilenos, como el cabernet sauvignon y más recientemente el merlot y el pinot.

A pesar de la importancia del acuerdo para la cancillería, los productores de importantes “viñas boutique”, de producción pequeña y destinada básicamente a la exportación, temen que el convenio perjudique su carácter único y particular.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades