Un Parlamento Europeo más fragmentado

Los grupos nacionalistas no pudieron lograr un avance decisivo.

Si las elecciones para elegir representantes al Parlamento Europeo fueran una prueba para el Proyecto Europeo, habría aprobado raspando. El crecimiento de los nacionalistas no fue tan grande como sus adeptos esperaban. El centro pro europeo se mantuvo, aunque los grupos de centro derecha y de centro izquierda que dominaron durante tanto tiempo deberán ahora compartir el poder con los liberales y los verdes.

El número de votantes fue el más alto desde 994, lo que sugiere que la Unión Europea le importa a la gente. Sin embargo, la tranquilidad proveniente de comprobar que las fuerzas anti-establishment fueron controladas no deberá ser mucha porque los resultados no presagian nada bueno para la coherencia y la efectividad de la UE.

Entre los nacionalistas, La Liga de Matteo Salvini fue la gran ganadora que se convierte en la fuerza política dominante de Italia con 34% de los votos.

La Agrupación Nacional de Marie Le Pen le ganó por poco margen al partido de centro gobernante de Emmanuel Macron, pero su participación fue menor que en 2014.

En Polonia el partido conservador Ley y Justicia hizo la mejor elección de su vida con 45% de los votos. Pero los partido de extrema derecha en Países Bajos, Dinamarca, Alemania y Austria obtuvieron resultados desalentadores.

 

En conjunto los grupos nacionalistas no alcanzan el umbral de 25% que podría ejercer una fuerza significativa en la política. Su incapacidad para lograr un avance decisivo sugiere que los votantes europeos, si bien buscan un liderazgo que cumpla más adecuadamente con sus preocupaciones, todavía no están listos para arriesgarse a respaldar a los antieuropeos. A las fuerzas de la ultra derecha también les resulta difícil formar un frente unido que pueda zanjar las divisiones sobre temas como las relaciones con Rusia o cómo proceder con la inmigración.

 

Los ganadores más evidentes fueron los verdes, una fuerza mucho más cohesionada a nivel europeo. Su crecimiento marca que el cambio climático es un tema político serio y gana adeptos entre los jóvenes.

 

Las elecciones del domingo dan por resultado un Parlamento más fragmentado y más diverso. Al perderse la mayoría de la centro izquierda-centro derecha por primera vez desde 1979 los partidos pro europeos se verán obligados a formar coaliciones más amplias. Será muy difícil lograr mayoría legislativa.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades