Tensión en la interna del PJ

La pelea por el poder en el justicialismo, parece centrarse en la provincia de Buenos Aires ,incluyendo –como actores principales– a Duhalde, Menem y Ruckauf.

Carlos Menem volvió a ubicarse en el centro de la atención política. Después de las polémicas declaraciones sobre la necesidad de dolarizar la economía, que hiciera hace unos días, ayer el ex presidente realizó un acto partidario que concentró al “menemismo bonaerense”.

Menem aprovechó la ocasión para insistir sobre algunos puntos que llaman al debate en todos los estratos sociales y contestó, duramente, las declaraciones que hicieran Ruckauf y de la Rúa en relación a la marcha de la economía.

El ex presidente retomó la inciativa de una reforma constitucional para eliminar la figura del vicepresidente “sólo sirve para tocar la campana del Senado”—expresó en el transcurso de su alocución— y señaló –en clara alusión a las palabras del presidente y del gobernador de Buenos Aires– que no se va a callar ni a jubilar.

No conforme con esto, Menem redobló la apuesta de la confrontación; afirmó que las críticas que recibe “no han sido una contrapropuesta sino un calumnia, un agravio torpe”, señaló que a su gestión le llevó “10 años de esfuerzo erradicar la aftosa y en siete meses la tenemos nuevamente” y tildó de “antiperonista” a la Oficina Anticorrupción.

Mientras tanto, Ruckauf reunió, en un desayuno de trabajo, a 48 diputados nacionales. En el encuentro planteó el nuevo campo de batalla de la interna del PJ: “dolarización vs plan alternativo”; lo primero lo propuso Menem, el plan correrá por cuenta del gobernador de Buenos Aires y un grupo de economistas.

Ruckauf quiere elaborar un plan económico que le presentará a de la Rúa en el marco de un concertación. Entre los técnicos estarán participando, Ricardo Gutiérrez y Jorge Remes Lenicov.

De acuerdo a trascendidos, el plan incluiría el lanzamiento de una masa de US$ 600 millones al mercado, con tasa subsidiada en tres puntos, además de un renegociación de las deudas provinciales, haciendo intervenir a las AFJP en el proceso.

Duhalde, que permaneció en la reunión con un bajo perfil, advirtió que “es necesario reanimar al peronismo para que la gente no considere que detrás de la crisis no existe alternativa política”.

Carlos Menem volvió a ubicarse en el centro de la atención política. Después de las polémicas declaraciones sobre la necesidad de dolarizar la economía, que hiciera hace unos días, ayer el ex presidente realizó un acto partidario que concentró al “menemismo bonaerense”.

Menem aprovechó la ocasión para insistir sobre algunos puntos que llaman al debate en todos los estratos sociales y contestó, duramente, las declaraciones que hicieran Ruckauf y de la Rúa en relación a la marcha de la economía.

El ex presidente retomó la inciativa de una reforma constitucional para eliminar la figura del vicepresidente “sólo sirve para tocar la campana del Senado”—expresó en el transcurso de su alocución— y señaló –en clara alusión a las palabras del presidente y del gobernador de Buenos Aires– que no se va a callar ni a jubilar.

No conforme con esto, Menem redobló la apuesta de la confrontación; afirmó que las críticas que recibe “no han sido una contrapropuesta sino un calumnia, un agravio torpe”, señaló que a su gestión le llevó “10 años de esfuerzo erradicar la aftosa y en siete meses la tenemos nuevamente” y tildó de “antiperonista” a la Oficina Anticorrupción.

Mientras tanto, Ruckauf reunió, en un desayuno de trabajo, a 48 diputados nacionales. En el encuentro planteó el nuevo campo de batalla de la interna del PJ: “dolarización vs plan alternativo”; lo primero lo propuso Menem, el plan correrá por cuenta del gobernador de Buenos Aires y un grupo de economistas.

Ruckauf quiere elaborar un plan económico que le presentará a de la Rúa en el marco de un concertación. Entre los técnicos estarán participando, Ricardo Gutiérrez y Jorge Remes Lenicov.

De acuerdo a trascendidos, el plan incluiría el lanzamiento de una masa de US$ 600 millones al mercado, con tasa subsidiada en tres puntos, además de un renegociación de las deudas provinciales, haciendo intervenir a las AFJP en el proceso.

Duhalde, que permaneció en la reunión con un bajo perfil, advirtió que “es necesario reanimar al peronismo para que la gente no considere que detrás de la crisis no existe alternativa política”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades