Si sale Grecia, el fracaso es de la UE

Esta es una teoría que está girando por los países de la Unión Europea y que explicita con claridad Gideon Rachman en el Financial Times.

La teoría dice más o menos así: La Unión Europea conformaría un cuerpo que dejaría atrás las tragedias de las guerras y el fascismo. Los países se unían para reforzar la democracia, el imperio de la ley y el repudio a los nacionalismos. Cuando en 1974 cae la junta militar en Grecia, ese pequeño país se convirtió en una especie de pionero de un nuevo modelo para Europa y simultáneamente solicitó su inclusión en la Unión Europea.

El modelo griego de consolidación democrática se expandió por el continente y arrastró consigo a otros países a la Unión, reforzando la integración. Grecia fue, para Europa, una herramienta para difundir la estabilidad y la democracia por el continente.

Ahora se puede convertir en el emblema  de la desintegración de la UE. La actual crisis podría llevar a que el país abandone el euro y, luego tal vez, también la misma Unión.  Eso debilitaría la propuesta fundamental de la UE: que unirse al club europeo garantizaba prosperidad y estabilidad.

 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades