Según Sela habrá crecimiento de sólo 0,6%

Las economías de América Latina y el Caribe, que han experimentado una ‘significativa volatilidad’, crecerán solamente 0,6% este año, predijo el Sistema Económico Latinoamericano (Sela), con base en Caracas, el viernes 14 de diciembre.

26 diciembre, 2001

Según Sela, la región está siendo sometida a una de las peores contracciones económicas desde la década pasada. El secretario permanente de la organización, Otto Boye, dice que las cifras finales sobre el crecimiento económico dependerán del desarrollo de la crisis en Argentina, como también del comportamiento de la economía de EU, donde la recesión podría aliviarse este mes gracias a la reactivación que se produce durante las tradicionales vacaciones de Navidad.

Según Sela, el crecimiento económico de la región estará entre 0,3% y 0,9% este año, mientras que el crecimiento del PBI per cápita estará cerca de 0,7%.

Boye señala que en los 10 años pasados, el crecimiento económico en la región ha sufrido severas contracciones en otras ocasiones: en 1995, cuando el PBI regional se encogió en 0,5% y en 1999 (cuando en verdad creció, pero sólo 1,2%).

A principios de año, Sela pronosticó 3% de crecimiento para 2001. Lo corrigió a 1% luego de los ataques de septiembre en EU.

La contracción de la economía de EU que precedió y que fue agravada por los ataques, no era esperada, dice Boye. Subrayó que la economía de América Latina y del Caribe era altamente dependiente de la situación internacional.

Comportamiento

Este año, según Sela, los de más alto crecimiento fueron Ecuador, Chile, Venezuela y Trinidad y Tobago, con tasas de alrededor de 3%. El crecimiento en Brasil, la más grande economía de la región, hasta ahora permanece en 1%, pero la cifra final dependerá del impacto de la crisis de Argentina.

En México, la segunda más grande economía de la región que representa 24% del total regional, el PBI vacila entre la recesión y cero crecimiento en 2001.

Otras economías de crecimiento bajo fueron las de Panamá (0,8%), Jamaica (0,4%), y Bolivia (0,3%). Con relación a la inflación Sela estima un promedio regional de 8% para el año: un nivel controlable, según Boye, que demuestra que la región alcanzó el equilibrio respecto a la inflación, que es importante para mantener el orden en la economía en su conjunto.

Incertidumbre sobre Argentina

El jefe de Sela ha dejado en claro que las estimaciones eran preliminares, sobre todo considerando la volátil situación en Argentina, la tercera economía de la región, que suma 14% del PBI combinado de América Latina y el Caribe. Lo que se espera en Argentina es que la recesión continúe; Sela dice que deberán vigilarse de cerca los efectos de factores como el riesgo país, las negociaciones de la deuda externa, el financiamiento de las inversiones externas, y los balances de cuenta corriente y de comercio.

Secuelas de EU

El informe de Sela señala que la recesión en la economía de EU, que muestra cifras similares a las de hace una década, afectará al empleo en ese país, y por tanto tendrá impacto directo en los ingresos en varios países de la región.

Por ejemplo, la pérdida de empleo afectará a los giros a familias de México, que sumaron US$6,5bn en 2000, y a países de Centroamérica y el Caribe.

El comercio entre México y EU, también será herido por la recesión. Cerca de 87% de las exportaciones de México van al mercado de EU.

Sela también llama la atención sobre el incremento de US$30bn en la deuda externa de la región, a US$784bn, ‘peligrosamente cerca de la marca de los US$800bn’, dice Boye. Esa cifra es equivalente a 190% de las exportaciones de la región.

Según Sela, la región está siendo sometida a una de las peores contracciones económicas desde la década pasada. El secretario permanente de la organización, Otto Boye, dice que las cifras finales sobre el crecimiento económico dependerán del desarrollo de la crisis en Argentina, como también del comportamiento de la economía de EU, donde la recesión podría aliviarse este mes gracias a la reactivación que se produce durante las tradicionales vacaciones de Navidad.

Según Sela, el crecimiento económico de la región estará entre 0,3% y 0,9% este año, mientras que el crecimiento del PBI per cápita estará cerca de 0,7%.

Boye señala que en los 10 años pasados, el crecimiento económico en la región ha sufrido severas contracciones en otras ocasiones: en 1995, cuando el PBI regional se encogió en 0,5% y en 1999 (cuando en verdad creció, pero sólo 1,2%).

A principios de año, Sela pronosticó 3% de crecimiento para 2001. Lo corrigió a 1% luego de los ataques de septiembre en EU.

La contracción de la economía de EU que precedió y que fue agravada por los ataques, no era esperada, dice Boye. Subrayó que la economía de América Latina y del Caribe era altamente dependiente de la situación internacional.

Comportamiento

Este año, según Sela, los de más alto crecimiento fueron Ecuador, Chile, Venezuela y Trinidad y Tobago, con tasas de alrededor de 3%. El crecimiento en Brasil, la más grande economía de la región, hasta ahora permanece en 1%, pero la cifra final dependerá del impacto de la crisis de Argentina.

En México, la segunda más grande economía de la región que representa 24% del total regional, el PBI vacila entre la recesión y cero crecimiento en 2001.

Otras economías de crecimiento bajo fueron las de Panamá (0,8%), Jamaica (0,4%), y Bolivia (0,3%). Con relación a la inflación Sela estima un promedio regional de 8% para el año: un nivel controlable, según Boye, que demuestra que la región alcanzó el equilibrio respecto a la inflación, que es importante para mantener el orden en la economía en su conjunto.

Incertidumbre sobre Argentina

El jefe de Sela ha dejado en claro que las estimaciones eran preliminares, sobre todo considerando la volátil situación en Argentina, la tercera economía de la región, que suma 14% del PBI combinado de América Latina y el Caribe. Lo que se espera en Argentina es que la recesión continúe; Sela dice que deberán vigilarse de cerca los efectos de factores como el riesgo país, las negociaciones de la deuda externa, el financiamiento de las inversiones externas, y los balances de cuenta corriente y de comercio.

Secuelas de EU

El informe de Sela señala que la recesión en la economía de EU, que muestra cifras similares a las de hace una década, afectará al empleo en ese país, y por tanto tendrá impacto directo en los ingresos en varios países de la región.

Por ejemplo, la pérdida de empleo afectará a los giros a familias de México, que sumaron US$6,5bn en 2000, y a países de Centroamérica y el Caribe.

El comercio entre México y EU, también será herido por la recesión. Cerca de 87% de las exportaciones de México van al mercado de EU.

Sela también llama la atención sobre el incremento de US$30bn en la deuda externa de la región, a US$784bn, ‘peligrosamente cerca de la marca de los US$800bn’, dice Boye. Esa cifra es equivalente a 190% de las exportaciones de la región.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades