Obama presiona en favor de autos menos tóxicos

El presidente norteamericano insiste en salvar a la industria automotriz de sí misma. Ahora le impone metas concretas en cuanto a menor consumo de combustibles fósiles y motores híbridos, vale decir menos contaminantes.

En otras palabras, Barack Obama quiere ir m&aacute;s all&aacute; de las medidas votadas en el Congreso, para espanto de Detroit y sus cabilderos. El mandatario difundir&aacute; nuevas directivas sobre emisiones y ahorro de combustibles. <br />
<br />
Algunos expertos en la materia creen que el gobierno federal contin&uacute;a emulando el ejemplo de California. El estado, cuyo producto bruto interno es el quinto del planeta, viene abriendo rumbos desde los a&ntilde;os 50, cuando &ndash;vaya iron&iacute;a- rivalizaba con Texas por el liderazgo petrolero nacional. No es casual que el primer coche &ldquo;ecol&oacute;gico&rdquo; fuera el Corvete 1957 de General Motors, adaptado a las exigencia californianas y hoy una leyenda. <br />
<br />
El plan aprobado en el Congreso tiene un objetivo clave: 15 kil&oacute;metros por litro de nafta hacia 2020, contra los 11,7 kil&oacute;metros actuales. Detalle poco notado: la informaci&oacute;n oficial en el tema viene expresada en km/litro, no ya s&oacute;lo en milla/gal&oacute;n. <br />
<br />
Claro, las automotrices estadounidenses o cuanto queda de ellas (Ford, para el caso) sostienen que la reconversi&oacute;n resulta demasiado temprana y costosa. Pero no toman en cuenta la realidad: en la tercera d&eacute;cada del siglo, las fuentes de hidrocarburos entrar&aacute;n en fase de agotamiento y su sustituci&oacute;n ser&aacute; &ldquo;s&iacute; o s&iacute;&rdquo;. <br />
<br />
Las dificultades actuales en Detroit juegan a favor de Obama. GM est&aacute; en v&iacute;spera de la quiebra y un desmembramiento internacional, Chrysler negocia una alianza italiana que podr&aacute; llegar al control. No es casual que Fiat sea ese socio y, a la vez, el de Opel. Estas cosas no desvelan a Obama. Por el contrario, quiere acelerar plazos y que Chrysler, GM o sus eventuales controlantes fabriquen coches menos t&oacute;xicos&hellip; para 2016. Su propuesta habla de un consumo medio de 18 km/litro y, para las camionetas 4×4 subsistentes, 20 km/litro. <br />

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades