Obama alerta a la clase media por desigualdad

El presidente Barack Obama aseguró que la economía de los Estados Unidos se convirtió en "profundamente desigual" y afirmó que revertirla por el lado de los ingresos "es el reto determinante de nuestros tiempos".

5 diciembre, 2013

El jefe de Estado alertó en ese sentido, sobre la “peligrosa y creciente desigualdad y falta de movilidad ascendente que ha puesto en peligro a la clase media” de su país, en cuanto a que “si trabajás duro, tendrás una oportunidad de seguir avanzando”.

  

El líder de la Casa Blanca señaló que esas “tendencias son malas para la economía”, ya que “el crecimiento es más frágil y las recesiones son más frecuentes” y son malas porque atentan contra la democracia siendo que “la gente se lleva el mal sabor de que el sistema es manipulado y eso aumenta el cinismo y la polarización”.

  

En su discurso, el jefe de Estado norteamericano descartó el mito de que la desigualdad de oportunidades sea “un problema restringido a una minoría predominantemente pobre” que afecta a los afroamericanos o hispanos solamente, planteando, por el contrario, la necesidad de “aplicar fuertes leyes antidiscriminatorias”.

  

Para “cerrar esa brecha” será necesario identificar “iniciativas específicas” como “una reforma migratoria que haga crecer la economía y saque a la gente de las sombras”, dijo Obama ganándose el aplauso de los presentes en el evento organizado en Washington por el think tank (grupo de pensamiento) Centro para el Progreso de Estados Unidos.

  

Por otro lado, dentro de lo que describió como su “hoja de ruta” para reducir la desigualdad, el mandatario pidió elevar el salario mínimo nacional actualmente de 7,25 dólares la hora, así como aprobar leyes que apunten a que “las mujeres tengan más herramientas para pelear contra la discriminación en el trabajo”.

  

A su vez, “es hora de garantizar que los sindicatos tengan igualdad de condiciones para organizare para lograr un mejor acuerdo para los trabajadores y los salarios”, adhirió logrando otra ronda de aplausos.

  

“Ese será el curso del próximo año y del resto de mi presidencia”, indicó el líder demócrata.

  

Por último, Obama reconoció que en los últimos meses la economía se vio más afectada por “el imprudente cierre de gobierno de los republicanos en el Congreso” pero también, por una “ciertamente pobre ejecución de mi administración para implementar la última etapa de la nueva ley de Salud”.

  

Sin embargo, con la llegada de la fuerte crisis a finales de 2007 que afectó a millones de ciudadanos, con fuertes recortes en sectores vitales como la educación, el resultado “es una economía que se ha convertido en profundamente desigual y en familias que están más inseguras”.

  

En ese contexto, “dejenme repetirles que las tendencias combinadas de aumento de la desigualdad y una movilidad descendiente, significan una amenaza fundamental al sueño americano”.

   Por eso, “estar seguros que nuestra economía funciona para cada trabajador estadounidense, es creo, el reto determinante de nuestros tiempos”, concluyó el mandatario.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades