Obama inició en Japón su gira por el este asiático

El presidente de Estados Unidos llegó a Tokio, primera parada de una gira que lo llevará por cuatro países de Asia. El mandatario buscará reforzar los lazos con sus aliados en la región frente a la creciente influencia de China.

Barack Obama, que aterrizó por la tarde en la capital japonesa sin la compañía de su esposa Michelle, cenó horas más tarde con el primer ministro nipón, Shinzo Abe, en el que es considerado como el mejor restaurante de sushi del mundo: el Sukiyabashi Jiro.

  

Aunque ya había viajado a Japón en tres ocasiones, esta vez se trató de una visita de Estado, la primera de un presidente estadounidense desde la del también demócrata Bill Clinton (1993-2001), hace 18 años.

  

La gira que llevará a Obama también a Corea del Sur, Malasia y Filipinas, y que comienza oficialmente hoy, se produce en medio de tensiones diplomáticas y territoriales entre Tokio y Beijing y en un ambiente marcado por las amenazas de Corea del

Obama y Abe tienen previsto hablar mañana sobre la alianza de seguridad en medio de las nuevas tensiones en la zona por el programa nuclear de Pyongyang, sobre la disputa por unas islas entre Japón y China y también sobre un acuerdo de libre comercio transpacífico que se está negociando.

  

En un claro gesto de apoyo a su gran aliado asiático, el presidente estadounidense aseguró en una entrevista con el diario local Yomiuri Shimbun que se opone “a cualquier intento unilateral de socavar la administración japonesa” de las islas Senkaku/Diaoyu, reclamadas por China.

  

“Las Senkaku están administradas por Japón y por tanto entran dentro del Artículo 5 del Tratado Estados Unidos-Japón de Cooperación y Seguridad Mutua”, dijo Obama en una respuesta escrita a una serie de preguntas enviadas por el diaro nipón.

  

Es la primera vez que Washington respalda expresamente a Japón en su disputa territorial en torno a las islas situados en el Mar de China Oriental.

  

Beijing rechazó esas declaraciones y asegura que las islas -que denomina Diaoyu- no entran dentro del pacto.

  

El archipiélago es reclamado también por Taiwán, que lo llama Tiaoyutai.

  

En noviembre pasado, China estableció de forma unilateral una zona de identificación aérea sobre esa región, incluyendo a las islas, en la que exige que todos los aviones se reporten y pidan permiso para sobrevolar el territorio.

  

La escenificación de su unidad con Estados Unidos es muy relevante para Japón, luego del desencuentro vivido por la visita que Abe hizo en diciembre pasado al santuario de Yasukuni, que honra a los japoneses muertos en combate, pero entre ellos también a algunos criminales de guerra de la Segunda Guerra Mundial.

  

La visita fue cuestionada por la Administración Obama, lo que no gustó al gobierno nipón.

  

En ese momento, la Casa Blanca calificó de “decepcionante” el gesto del mandatario, que fue criticado también por sus vecinos China y Corea del Sur, países que sufrieron en carne propia la agresiva expansión militar japonesa en el siglo XX.

  

Además, la visita de Obama a Japón se produce en momentos en que, tras una larga campaña de lanzamiento de misiles por parte de Pyongyang, ahora podría llevar a cabo estos dí­as un nuevo ensayo nuclear, según alertó el gobierno de Seúl.

  

El lunes, el gobierno norcoreano calificó de gesto “hostil” el viaje de Obama a Japón y Corea del Sur y aseguró que reforzará por ello su capacidad defensiva.

  

La agenda de Obama en Tokio para hoy incluye una ceremonia oficial de bienvenida en el Palacio Imperial, un encuentro con el emperador Akihito, además de la cumbre con el premier.

  

El viernes, el presidente de Estados Unidos partirá hacia Corea del Sur, el sábado hacia Malasia y el próximo lunes a Filipinas, para regresar a Washington el próximo martes.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades