Mataron a un custodio del jefe de la SIDE

Recibió siete balazos con una ametralladora, cuando estaba dentro de su auto, con su novia. La policía cree que se trató de un intento de robo, pero los asesinos no se llevaron nada.

5 agosto, 1999

Daniel Guillermo Rossini, de 42 años, uno de los choferes y custodios del jefe de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), Hugo Anzorreguy, fue asesinado ayer de siete disparos de ametralladora y pistolas cuando se encontraba en su auto, junto a su novia, en parque Chacabuco. Tanto para la Policía Federal como para el juzgado que lleva la causa el agente de la SIDE fue baleado por tres hombres que intentaron robarle el auto, luego de confundirlo con un policía, según expresó el comisario de la seccional 10ª, Jorge Daniel Besana. De todas formas, los delincuentes no se llevaron nada del automóvil. Por su parte, la SIDE también avaló esa hipótesis, aunque sostuvo que otra alternativa podría haber sido la de un crimen pasional: explicaron que Rossini era uno de los choferes y custodios de Anzorreguy, y que no se encontraba trabajando en ningún caso que pusiera en riesgo su vida. Una tercera posibilidad, según la SIDE, podría ser que el asesinato fuera un mensaje para alguien vinculado con la chica, de 16 años, y en tal caso aventuró que los autores del crimen podrían tener relación con alguna fuerza de seguridad.
(Clarín, La Nación)

Daniel Guillermo Rossini, de 42 años, uno de los choferes y custodios del jefe de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), Hugo Anzorreguy, fue asesinado ayer de siete disparos de ametralladora y pistolas cuando se encontraba en su auto, junto a su novia, en parque Chacabuco. Tanto para la Policía Federal como para el juzgado que lleva la causa el agente de la SIDE fue baleado por tres hombres que intentaron robarle el auto, luego de confundirlo con un policía, según expresó el comisario de la seccional 10ª, Jorge Daniel Besana. De todas formas, los delincuentes no se llevaron nada del automóvil. Por su parte, la SIDE también avaló esa hipótesis, aunque sostuvo que otra alternativa podría haber sido la de un crimen pasional: explicaron que Rossini era uno de los choferes y custodios de Anzorreguy, y que no se encontraba trabajando en ningún caso que pusiera en riesgo su vida. Una tercera posibilidad, según la SIDE, podría ser que el asesinato fuera un mensaje para alguien vinculado con la chica, de 16 años, y en tal caso aventuró que los autores del crimen podrían tener relación con alguna fuerza de seguridad.
(Clarín, La Nación)

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades