La nueva ruta de la seda

Así llama Beijing a un ambicioso plan de inversiones para crear infraestructura que conecte a China con los mercados extranjeros. Busca aumentar la demanda de sus exportaciones.

La vieja Ruta de la Seda era una red de rutas comerciales que se abrieron en el siglo 1 AC  cuando la dinastía Han china comenzó a comerciar con el Imperio Romano a través de estados intermediarios en Asia Central. El comercio floreció hasta  la segunda mitad del siglo 14 cuando se desintegró el Imperio Mongol. 

Pero en años recientes la Ruta de la Seda renació en un enjambre de rutas y ferrocarriles que ha creado mercados a través de Asia central. 

La estrategia se llama “Un cinturón, una ruta”, e incluye la construcción de más caminos, líneas férreas, puertos, gasoductos y otros proyectos  para conectar el centro, sur y sudeste de Asia y Oriente Medio con Europa y crear así demanda para las exportaciones industriales chinas que termine con la capacidad ociosa nacional.

La iniciativa se propone renovar la experiencia histórica de la vija Ruta de la Seda además de crear alianzas que fortalezcan el curso modernización  al combinar los conceptos de amistad con los vecinos, sociedad armoniosa y el sueño chino.

Si logra integrar y aumentar la cooperación política y económica de los estados del centro de Asia hasta la región del Mar Caspio, la dinámica de crecimiento china tendrá nueva vida. Por lo tanto no resulta irrealista prever que el PBI se duplique en los próximos diez años y el ingreso real aumente 100% entre 2010 y 2020, según Philipp Mißfelder, político alemán y mientro del Bundestag.

 

La iniciativa de la nueva ruta de la Seda tendrá por resultado no solamente un gran resurtgimiento en el crecimiento de China. Para el ensayista alemán el presidente Xi Jinping está lanzando uno de los más grandes proyectos de desarrollo en la historia y ofrece nuevas perspectivas para países como Uzbekistan y Tajikistan amenazados por el terrorismo. Por un lado está China, que se eleva pacíficamente junto a sus vecinos y en agudo contraste está la creciente amenzaza del peligro islámico..

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades