La incertidumbre pesa en medio mundo, legado de 2009

Sin la influencia de años atrás, el banco de Inglaterra pinta un cuadro volátil en su informe sobre estabilidad financiera. Apelando a la memoria, la entidad sostiene que esta crisis sistémica ha provocado cimbronazos no vistos en tres siglos.

26 diciembre, 2009

<p>&ldquo;Si la econom&iacute;a f&iacute;sica replicase &ndash;se&ntilde;ala el IEF- el sesgo de los activos financieros, debi&eacute;ramos en teor&iacute;a esperar un fuerte rebote hacia arriba. Pero, aunque la actividad acompa&ntilde;&oacute; el derrumbe en forma marcada, no se vislumbra hoy la consiguiente reacci&oacute;n alcista&rdquo;.<br />
<br />
Como otras fuentes ortodoxas, el emisor brit&aacute;nico estima de que los deslizamientos est&eacute;n cesando, hasta cierto punto, aunque el desempleo persista en Estados Unidos o la Uni&oacute;n Europea. Al mismo tiempo, bancos centrales de menor cuant&iacute;a (Israel, Noruega, Australia, Canad&aacute;) empiezan a elevar tasas referenciales.<br />
<br />
Por el contrario, &ldquo;la expansi&oacute;n es d&eacute;bil en las principales econom&iacute;as, a punto tal que la mayor&iacute;a de pron&oacute;sticos sobre producto bruto interno oscila de 1 a 2% en 2010. En el extinto grupo de los 7, s&oacute;lo los PBI de Canad&aacute; y EE.UU. muestran mejores perspectivas, si bien no pasan de 2,6 y 2,7%. Como se ve, nada similar a la gama 5/9% de las econom&iacute;as emergentes m&aacute;s din&aacute;micas.<br />
<br />
A criterio del IEF, existen buenas razones para el pesimismo. Por ejemplo los flujos de cr&eacute;dito al sector privado son m&iacute;nimos, en mucho &ndash;como sostuvo Barack Obama- por culpa de los bancos mismos: en 2009 y merced al auxilio estatal, tab&uacute; en otros tiempos, tuvieron buenos n&uacute;meros. No obstante, no prestaron y este mismo factor explica que su futuro sea incierto. El B de I lo atribuye, en cambio, a eventuales reformas financieras como la norteamericana. <br />
<br />
Al cierre del informe, por otra parte, los mercados estaban nerviosos por problemas variopintos en Dubai, Grecia Austria, Portugal o Rumania. S&oacute;lo as&iacute; se explica que el d&oacute;lar, una divisa tambaleante como tal, haya recobrado terreno y el euro haya retrocedido de US$ 1,515 a 1,425 entre el 25 de noviembre y el 23 de diciembre.<br />
<br />
Por encima de todo eso se cierne la sombra del desempleo. En el caso de EE.UU., trep&oacute; de 5 a 10% mientras, en Gran Breta&ntilde;a, la desocupaci&oacute;n oficial no sub&iacute;a de 7,7%. M&aacute;s preocupantes eran las cifras en Jap&oacute;n, Alemania, Espa&ntilde;a e Italia. En s&iacute;ntesis, las probabilidades de recuperaci&oacute;n en las econom&iacute;as centrales son endebles y eso incluye la demanda del p&uacute;blico. <br />
&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades